ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

miércoles, 20 de julio de 2011
Reportaje:TOUR 2011 | 16ª etapa

Cuántos puntos vale un ciclista

Los equipos dedican la jornada de descanso a ver representantes para futuros fichajes

La noche del día de descanso, mientras los ciclistas, ya en la cama, maldecían los truenos y relámpagos cargados de lluvia que les haría imposible la jornada siguiente, y mientras los aficionados se acostaban con una sonrisa en los labios, dispuestos a soñar, a recrear entre las sábanas, ataques imposibles y victoriosos de sus ídolos en los Alpes que se acercan a toda velocidad, los directores, los mánagers de los equipos, en la soledad de su cuarto y ante una pantalla de ordenador, se enfrentaban a una tarea bastante más aburrida, casi migrañosa, la de contabilizar los puntos de su equipo en la clasificación de la Unión Ciclista Internacional, la de calcular cuántos pueden perder de aquí al 1 de octubre, día del ajuste de cuentas, cuántos necesitan recuperar para seguir en el World Tour, la liga de los mejores, la que garantiza, por ejemplo, una participación segura en el Tour.

Valverde debería ser un diamante, pero las nuevas normas dificultan su regreso

El estar o no estar en el World Tour puede significar, literalmente, la existencia o la no existencia. El Geox de Sastre y Menchov, que por 50 puntos no entró el año pasado, este julio en vez del Tour ha tenido que correr la Vuelta a Austria.

El día de descanso fue, exactamente, día de visita de representantes de corredores. Un día de mercado que puso de manifiesto cómo las normas de la UCI para clasificar a los equipos en 2012 han cambiado los hábitos y el lenguaje del ciclismo. Se establecerá una complicada clasificación que tiene en cuenta los puntos de los 15 mejores corredores contratados para el próximo año, más los conseguidos por el equipo como tal, menos los no conseguidos por los 15 primeros, y así: ni la UCI, dicen los equipos, sabe exactamente cuántos puntos tiene cada equipo, pues puntúan todo tipo de carreras, hasta la Vuelta a Gabón.

Antes, es un decir, un director de equipo le pedía al representante un escalador, un sprinter, o un buen gregario. Ahora pide puntos. "Necesito 200 puntos, qué tienes", le dice, o así. Este sistema no solo modifica la forma en que se conciben ahora los equipos y la valoración de los ciclistas -¿cuánto se va a pagar ahora a un buen gregario sin puntos, cuando, por ejemplo, el líder del circuito africano, que no aguantaría nada en Europa, en las grandes ligas, puede darle 100 puntos?- con la instauración como referencia del modelo HTC, el equipo de las figuras que solo gana al sprint, sino que sirve para que el presidente de la UCI, Pat McQuaid, haya encontrado una forma de castigar directamente a Alejandro Valverde.

El campeón murciano, que cumple su sanción el 1 de enero, debería ser el diamante del mercado. sin embargo, para dificultar su reinserción tras casi dos años de suspensión, McQuaid ha decretado que todos aquellos corredores que regresen de una sanción por dopaje no aporten puntos a sus equipos con sus victorias durante dos años suplementarios. Así, el Movistar, el destino natural de Valverde, se encuentra con el problema de necesitar puntos para seguir en la gran liga, con el dinero que eso costará, y gastar también buen dinero en Valverde, que ni sumará ni restará.

Frank Schleck, ante el pelotón del Tour. / JOEL SAGET (AFP)

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana