Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chávez gobernará desde La Habana con una firma digital

El presidente venezolano delegó parte del poder en su equipo de Gobierno

Hugo Chávez pasó todo el día de ayer despidiéndose: resolviendo trámites de última hora, delegando algunas funciones de Gobierno en el vicepresidente y en sus ministros y configurando una firma electrónica que le permitirá promulgar decretos desde Cuba. Cerca de las seis de la tarde (las 12.30 en la Península), Chávez tomó el avión que lo llevó a La Habana para comenzar ayer mismo las sesiones de quimioterapia y atacar el cáncer que el 30 de junio pasado admitió padecer. La fecha de su regreso a Caracas aún es incierta.

"Me despido por unos días. Pero en el fondo no me despido, voy a estar en la misma patria, en la patria grande", dijo Chávez al pie de las escalerillas del Airbus presidencial. "Estaré atento cada día, cada hora, cada minuto del acontecer interno y estaré en contacto permanente por distintas vías con el señor vicepresidente ejecutivo, Elías Jaua, con los vicepresidentes del Gobierno, (...) mis queridos ministros, ministras, gobernadores".

El 10 de junio pasado Chávez fue sometido a una cirugía de emergencia en La Habana para curarle un "absceso pélvico". Luego se le diagnosticó un tumor cancerígeno, que le fue extirpado el día 20 en una segunda cirugía. Ni él ni sus ministros han informado del lugar en el que estaba alojado el tumor ni cuánto ha avanzado la enfermedad. El presidente venezolano había llegado a La Habana como parte de una gira regional que comenzó el 5 de junio en Brasil. Estuvo un mes fuera de Venezuela y regresó por sorpresa, el 4 de julio, en la víspera de las celebraciones del bicentenario de la firma del Acta de Independencia.

En aquella oportunidad, Hugo Chávez se negó a entregar transitoriamente el poder al vicepresidente ejecutivo, tal y como lo establece la Constitución venezolana en casos de ausencias temporales del presidente. Esta vez sí ha delegado algunas de sus funciones en su equipo de Gobierno, como la facultad de decretar expropiaciones o traspasos presupuestarios, que recayó sobre el vicepresidente, Elías Jaua.

El grueso de las decisiones las tomará Chávez desde La Habana y las refrendará con una "firma electrónica". "Estando en La Habana, en Moscú, en Washington en Buenos Aires uno firma electrónicamente. Además, está totalmente blindada la seguridad", dijo el presidente venezolano ayer en la televisión nacional, desde el Palacio de Gobierno, mientras un técnico configuraba el dispositivo que le permitirá seguir gobernando a distancia. Voy, estaré, vendré y seguiré transitando esta nueva etapa de mi vida con la más grande voluntad de vivir junto a ustedes, de seguir viviendo junto a la nación venezolana estos tiempos de resurrección", dijo Chávez al despedirse, antes de subir por las escalerillas del avión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 18 de julio de 2011