Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

'Footing' en la ciudad del futuro

Investigadores gallegos ponen en marcha una red social deportiva en Finlandia

Llega la ciudad inteligente, capaz de acoger aplicaciones que hagan la vida más amable a sus habitantes, ciudades del futuro las llaman en Finlandia. Desde uno de sus confines, en Oulu, habla Felipe Gil, investigador y profesor de la Escuela de Telecomunicación de la Universidade de Vigo que pasa allí estos días de verano. El día 7 le espera un reto: poner en marcha un ingenio que demuestra que el conocimiento no tiene fronteras y que, aunque en Galicia las ciudades no acaben de ser del todo inteligentes, sí que albergan talento para que lo sean.

Se trata de hacer funcionar una suerte de red social deportiva, una tela de araña que se beneficia de la infraestructura existente en Oulu, ciudad de poco más de 100.000 habitantes, con más de 3.000 puntos Wifi accesibles y una serie de grandes pantallas táctiles a disposición de la gente. "Nosotros les ofrecemos una aplicación, RunWithUs, que les permite registrarse, compartir entrenamientos y resultados, rutas, saber por dónde está corriendo un amigo o encontrar personas de un perfil similar para poder salir a hacer deporte juntos", anticipa Gil.

Los corredores comparten información en pantallas de calle

La tecnología permite interaccionar a los deportistas

El ingenio se ha planteado para que pueda ser aprovechado por aficionados al atletismo, pero Gil apunta que es extrapolable a otros deportes. En el caso de Oulu piensa en el esquí de fondo, pero en Galicia puede servir también para aquellos que salen a pasear en bicicleta y que a veces echan de menos hacer grupete. "Simplemente hay que llevar encima un dispositivo con Wifi. Puede ser un teléfono o simplemente un reproductor de música".

La idea es una evolución de años de trabajo. Hace una década en el Grupo de Tecnologías de la Información de la Universidade de Vigo ya se esmeraban en hacer aplicaciones para que quien entrara en un museo con un teléfono móvil pudiera recibir información adicional sobre lo que estaba viendo. En ese intervalo de tiempo se ha evolucionado desde un concepto de movilidad a uno de ubicuidad. "Ahora ya no es necesario ir con un móvil por la calle para recibir determinados servicios", explica Javier González Castaño, director técnico de Redes y Aplicaciones de Gradiant, el Centro Tecnológico de Telecomunicaciones de Galicia, que trabaja desde Vigo para el mundo y aporta también su conocimiento en la experiencia de Oulu. "La base de la aplicación es contar con una infraestructura de comunicaciones y puntos de información para que puedan interactuar los terminales de los ciudadanos", diagnostica.

Gradiant trabaja junto a Adianta Consulting, una empresa coruñesa de gestión de espacios deportivos, en un proyecto que cuenta con el apoyo de la Administración autonómica para promover en Galicia el control individualizado de la actividad física. En él cada usuario podría transitar por un circuito que puede ser un paseo marítimo y tener acceso en tiempo real a información sobre su rendimiento. "Con una infraestructura mínima ya se podría dar soporte a la práctica deportiva en espacios no convencionales", reflexiona González Castaño. Hace tres meses el exalcalde de A Coruña, Javier Losada, dio su apoyo a la idea y anunció que adaptaría varios espacios públicos para este uso. Ahora el interlocutor ha cambiado, pero la idea permanece.

Se trata en todo caso de iniciativas afines, pero no idénticas. "Es como comparar un ordenador con una calculadora", aclara uno de los investigadores. En Oulu, su Universidad realizó una convocatoria para recoger mediante un concurso de carácter universal todo el talento que pueda construir lo que denominan ciudad ubicua. Seleccionaron cuatro de los proyectos presentados y uno de ellos era el que llegó desde Vigo.

"Que nos hayan elegido supone un reconocimiento externo a la calidad de la innovación que desarrollamos y demuestra que la colaboración de nuestro centro tecnológico con los investigadores de la Universidade de Vigo produce frutos excelentes", comenta Fernando Pérez, director general de Gradiant. "Siempre hemos tenido claro que nuestros desarrollos deben tener nivel internacional, si queremos que los productos que de ellos se derivan sean competitivos en el mercado global. Y una de nuestras líneas prioritarias es el desarrollo de aplicaciones como estas que combina el carácter social del deporte con el uso de las tecnologias inalámbricas", corrobora.

Quizás todo fuera más sencillo si, como en Finlandia, la red Wifi se considerara un servicio más que un negocio. Al menos en la lejana Oulu encuentran el mejor escenario posible para afinar su investigación. "Queremos ver cómo reacciona la ciudadanía ante la aplicación, qué tipo de personas la usan", concluye Felipe Gil.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 4 de julio de 2011