Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La resistencia de las nucleares al impacto de avión será secreta

El pleno del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) aprobó el jueves la segunda instrucción sobre las pruebas de resistencia que deberán aprobar las nucleares. Como adelantó este diario el lunes, el texto incluye "el impacto de un avión comercial sobre la contención". Los resultados deben estar a final de año y serán confidenciales. La presidenta del CSN, Carmen Martínez Ten, presentó ayer los resultados en rueda de prensa, la primera en España desde Fukushima, hace más de tres meses.

El CSN aprobó el pasado 25 de mayo la instrucción para ver si las nucleares soportarían un terremoto o una inundación superior a la base de diseño, simulando un suceso similar al que originó el accidente de Fukushima.

Martínez Ten explicó que España ha decidido ir más allá y "para reforzar la seguridad" evaluará también la posibilidad de un ataque terrorista o grandes incendios. Esta fue una de las peticiones "Hay estudios que indican que la contención aguantaría [el impacto de un avión] aunque podría comprometer la integridad de la contención", afirmó Isabel Mellado, directora de Seguridad Nuclear, quien añadió que los resultados "no serán públicos porque contendrán aspectos de seguridad física". Tras el 11-S, ya se varió la ruta de vuelo Madrid-Barcelona, para alejar los aviones de la nuclear de Trillo.

Martínez Ten consideró "muy probable" que las centrales tengan que introducir "mejoras, modificaciones y cambios de diseño" y aventuró que a alguna planta puede no resultarle rentable invertir tanto, por lo que "cesaría la explotación".

Martínez Ten acudirá en septiembre al Congreso a explicar estas pruebas y defendió que lo bueno del retraso es que llegará con la información completa sobre Fukushima.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 2 de julio de 2011