Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Reus solo dará becas de comedor a quien lleve dos años empadronado

El Ayuntamiento de Reus modificará el lunes los criterios para acceder a las ayudas de comedor de las escuelas públicas de infantil y primaria. A partir del próximo curso exigirán que para recibir la beca el padre o la madre lleve por lo menos dos años empadronado en el municipio. De lo contrario, los niños no podrán optar a la ayuda económica. La medida se toma justo después de la entrada en el Ayuntamiento del nuevo equipo de gobierno, formado por Convergència i Unió (CiU) y el Partido Popular (PP). Según la regidora de Bienestar, Montserrat Vilella, el objetivo es "evitar el efecto llamada y favorecer a las personas que viven en la ciudad". Para el alcalde de Reus, Carles Pellicer, este criterio es pionero en Cataluña porque prima "el factor de arraigo" en el territorio. Además, se mantiene el requisito de convocatorias anteriores, que exige que los padres trabajen para obtener las ayudas.

La medida también recupera el copago de la beca por parte de los beneficiarios. El Ayuntamiento prevé otro tipo de dotaciones económicas para las personas que no cumplen los requisitos y están en riesgo de exclusión social. En este caso, la condición de los niños será evaluada por una comisión y de momento se desconocen los criterios que se seguirán.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Sábado, 2 de julio de 2011