ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

miércoles, 29 de junio de 2011

45 asociaciones critican el respaldo del Estado a la visita del Papa

Ateos, laicos y cristianos de base ven "escandaloso" el gasto de las jornadas

El primer encuentro fue hace tres meses. Ya se conocía la visita del Papa a Madrid -dentro de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) del 16 al 21 de agosto-, pero les llamó la atención el respaldo. "Se habían sumado ocho ministerios, desfilará la Legión, se cederán centros escolares e instalaciones públicas... Nos pareció demasiada parafernalia". Francisco Delgado, presidente de Europa Laica, se reunió con responsables de Cristianos de Base y de la Asociación Madrileña de Ateos y Librepensadores (AMAL). Querían mostrar "el rechazo al apoyo institucional y al gasto desmedido" de la visita.

El resultado es el manifiesto De mis impuestos, al Papa cero, respaldado por 45 colectivos entre los que hay asociaciones laicas, grupos ateos, colectivos LGTB (Lesbianas, Gais, Transe-xuales y Bisexuales), miembros de la Iglesia de base de Madrid, grupos cristianos y de izquierdas.

Los firmantes ultiman un concierto y una manifestación de protesta

El punto de partida es el gasto del evento, valorado en 50 millones por la organización. Los firmantes ven "escandaloso" ese importe y aseguran que el Gobierno contribuye "con 25 millones de euros" y exenciones a las empresas colaboradoras. Una portavoz de la JMJ asegura que la jornada se financia en un 70% de las aportaciones de los peregrinos y un 30% de empresas y particulares y que las Administraciones (Estado, Ayuntamiento y Comunidad de Madrid) colaboran con la cesión de espacios y pagando las facturas del agua y de la luz. La portavoz destaca que se prevé una inyección económica de más de 100 millones durante la visita, en la que se espera a más de un millón de peregrinos.

Los firmantes critican la "desviación de recursos públicos para fines privados" y creen que "entra en contradicción con las duras restricciones en el gasto público y prestaciones sociales" por la crisis.

En el escrito acusan a Benedicto XVI de intentar "reconquistar un país que ve alejarse de sus propuestas morales y religiosas" y piden que sea un encuentro de "carácter privado". Para estas asociaciones es "contrario" a un Estado democrático mezclar "asuntos del Estado y asuntos religiosos" o "las instituciones que representan a todos los ciudadanos con eventos que solo conciernen a una parte".

También arremeten contra lo que estiman una "injerencia" del papa Benedicto XVI en asuntos de política interna, como las leyes del matrimonio gay o el derecho a una muerte digna. España no "le permitiría a ningún jefe de Estado la injerencia, incesantemente repetida por el Papa y la jerarquía católica en este tipo de asuntos", apostillan en el texto.

Tras hacer público el comunicado, preven más actos de protesta. El 13 de agosto quieren organizar un concierto para jóvenes en Rivas Vaciamadrid o en San Fernando de Henares, gobernados por Izquierda Unida. "Pediremos a los asistentes que vayan disfrazados de personajes de cuento o de sacerdotes", explica Luis Vega, presidente de AMAL. También han convocado una manifestación el 17 de agosto, el día previo a la llegada de Benedicto XVI a Madrid. "La haremos antes de que esté en Madrid para que no parezca una confrontación", concluye Vega. El recorrido terminará en la Puerta del Sol.

Un cartel anuncia la Jornada Mundial de la Juventud en una calle de Madrid. / GORKA LEJARCEGI

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana