Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desaparece 'Galicia Hoxe', el único diario impreso en gallego

La empresa atribuye el cierre y los 19 despidos a la crisis y a la falta de ayudas

Ya no hay ningún diario impreso escrito en gallego. Hoy llegó a los quioscos el último de los 2.943 números de Galicia Hoxe, la cabecera que, desde el 17 de mayo de 2003, mantenía en la calle el Grupo Correo Gallego. "La crisis económica, especialmente virulenta en el sector de los medios de comunicación, y, sobre todo, el radical recorte de las ayudas institucionales convierten en inviable el proyecto del único diario en gallego", justificó la dirección del periódico, cuyo mando ejerció durante los ocho años de vida del proyecto Caetano Díaz, en un comunicado colgado en la página web. Diecinueve trabajadores, entre periodistas y filólogos, se quedan sin trabajo.

Galicia Hoxe sustituyó en 2003 a O Correo Galego, el primer diario en gallego de la historia fundado en 1994. "Ha sido una pelea en solitario", asegura la nota difundida por la empresa, que no ahorra reproches: "Con un equipo ejemplar y con un importante esfuerzo económico y de medios, a pesar de una tibia respuesta social e institucional, para nada comparable con los apoyos del Gobierno vasco y de la Generalitat catalana a proyectos similares". La línea editorial del periódico se caracterizó a lo largo de su trayectoria por su amplia cobertura de la actividad cultural -su suplemento semanal Revista das Letras, coordinado por Antón R. López, fue un canal importante en este sentido- y, en los últimos años, por una cercanía ideológica con el nacionalismo y una atención especial a los movimientos ecologistas.

El BNG achaca el final del periódico a la política "antigallega" del PP

Solo el BNG entre los partidos con representación parlamentaria "lamentó" el cierre del diario y denunció que significa "un recorte del pluralismo informativo y una nueva mala noticia para la lengua gallega". Los nacionalistas imputan a "las políticas antigallegas que despliega el Gobierno gallego en manos del PP" no únicamente el final de Galicia Hoxe, sino también los del semanario A Nosa Terra y del digital Vieiros, ocurridos hace un año.

El Sindicato de Xornalistas de Galicia (SXG) calificó de "improcedentes" los 19 despidos de trabajadores del periódico y criticó que "los únicos que se salvan son, como de costumbre, el director y el subdirector". "En menos de un año han perdido su puesto de trabajo 50 personas que trabajan en medios en gallego", asegura el sindicato. A los ya mencionados, suman el quincenal A Pendeira y el digital GzNación.

Desde el Colexio de Xornalistas recordaron a la Administración que es su deber "velar por un espacio comunicativo plural y por defender la presencia en él del idioma gallego".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 28 de junio de 2011