Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:

La vida y las muertes de Ethel Jurado

Narrativa. Leo que el fractal es un objeto semigeométrico cuya estructura básica, fragmentada o irregular, se repite a diferentes escalas. Gregorio Casamayor (Cañadajuncosa, Cuenca, 1955), en su inquietante novela La vida y las muertes de Ethel Jurado, propone una composición literaria que es metáfora fractálica, de tal manera que la letra fragmentada es todo y parte de una historia que aplica el foco a una protagonista que es hablada por cuatro personajes. Y si en el arranque de la novela ya se intuye un hecho reiterado y espantoso que se enrosca cual serpiente a la totalidad de lo narrado, más tarde éste se repliega para alumbrar detalles, de manera que cada personaje recrea el recuerdo o parte de él, como si sólo se le permitiera revelar instantes de esa memoria. Una de las características del fractal es que posee detalle a cualquier escala de observación, y Casamayor se maneja con destreza al aplicarlo a la historia que cuenta, pues asombran y abruman esas miradas panorámicas o reducidas de la vida y las terribles muertes de Ethel Jurado en el seno de una putrefacta familia. Quien lee se mueve tanto en el universo abierto de una ciudad como en el espacio cercado de una habitación, y es dolorosamente irónico que la aparente invisibilidad de la protagonista nos acerque a una intimidad terrible. El pulso firme de Casamayor no sólo consigue retener al lector e interesarlo, sino hacerlo al tiempo que lo incomoda, pues así resulta al ir habitando el recuerdo de una tragedia que los personajes, al margen de Ethel, creen protagonizar y sin embargo ni evitan, ni les pertenece. Casamayor, que obtuvo el Premio Memorial Silverio Cañada 2010 a la mejor primera novela de la Semana Negra de Gijón con La sopa de Dios, ha escrito una interesante y recomendable novela.

La vida y las muertes de Ethel Jurado

Gregorio Casamayor

Acantilado. Barcelona, 2011

302 páginas. 19 euros

* Este articulo apareció en la edición impresa del Sábado, 25 de junio de 2011

Más información

  • Gregorio Casamayor