Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:Javier Martín - Los Hermanos Musulmanes | Ala Al Aswany - Egipto: las claves de una revolución inevitable | Ensayo

Cuando el árabe ocupa las calles

Las relaciones entre los países musulmanes y Occidente no volverán a ser las mismas. El autor de El edificio Yacobian y el periodista Javier Martín bridan un panorama en sendos libros

Dos libros, como todavía hay quien dice, "de rabiosa actualidad", pero por una vez el término no es un tópico, porque no hay nada actualmente más rabioso que la ocupación por el árabe de calles y plazas en exigencia de pan y democracia, desde Libia en el Magreb a Siria en el Machrek.

La obra, concisa, ágil, al punto, de Javier Martín, uno de los grandes arabistas españoles, es una introducción y algo más al mundo de la Hermandad Musulmana, el movimiento de regeneración y presunta recuperación de unas esencias perdidas de la arabidad islámica, que ha permeado casi todo el siglo XX, y resurge hoy con más fuerza que nunca al amparo de la revuelta popular contra las dictaduras de todo el norte de África y Oriente Próximo. Esta aproximación al fenómeno, del que ya podemos decir sin riesgo a equivocarnos que marcará un antes y un después en las relaciones del islam árabe con Occidente, comienza como un "que sais je", esos vademécums a la francesa, aunque siempre en este caso de tono fuertemente académico, y acaba con una inmersión en la realidad palpitante, en lo vivido del Egipto en rebeldía, donde el autor trabajó 10 años como periodista de la agencia Efe. El libro se centra en la existencia, desarrollo y escisiones múltiples de la Hermandad, pero abraza al mismo tiempo una realidad mucho más vasta hasta llegar a los acontecimientos de los primeros meses de este año en El Cairo. Y si hubiera que hacerle alguna crítica, sería esa, que más que uno nos encontramos ante dos textos, bien ensamblados y en una continuidad impecable, pero no por ello menos diferentes, como son la causa y el efecto; el 'humus' sobre el que se edifica una protesta, y la erupción que se deriva del mismo. Por eso, entendemos que Javier Martín lo que ha hecho es poner una primera piedra de un gran edificio del que quedamos a la impaciente espera, en la misma medida en que asistimos a una película de acción de la que solo se ha filmado el prólogo.

Los Hermanos Musulmanes

Javier Martín

La Catarata. Madrid, 2011

125 páginas, 14 euros

Egipto: las claves de una revolución inevitable

Ala al Aswany

Galaxia Gutenberg / Círculo de Lectores Madrid, 2011

251 páginas. 19 euros

Y lo extraordinario es que la suma de textos forma por sí misma un conjunto completo, unitario, y enormemente explicativo del drama en el país del Nilo

El segundo volumen es una colección de artículos de un notable novelista egipcio, autor de títulos como El edificio Yacobian, publicados durante los últimos tres años hasta hace solo unos meses, suponemos que en la prensa egipcia, aunque eso no se detalla y debería hacerse porque daría una idea del pluralismo relativo pero no del todo inexistente de la derrocada dictadura de Hosni Mubarak. Y lo extraordinario es que la suma de textos forma por sí misma un conjunto completo, unitario, y enormemente explicativo del drama al que asistimos en el país del Nilo. En dos de los artículos el autor avisa con toda claridad de lo que va a ocurrir. En uno, del 6 de abril del año pasado, se lee: "La situación puede explotar con fuerza en cualquier momento", lo que cuando menos debería servir de enseñanza a todos los que escriben -escribimos- sobre el mundo exterior, y en particular del mundo árabe, y no habían leído todo lo que había que leer para estar en condiciones de predecir el presente.

Es difícil que una recopilación de textos, por buenos que hayan sido en su momento, aguante el paso del tiempo, pero los aquí recogidos no solo lo hacen sino que pintan un fresco de la vida en Egipto que por sí mismo ya es autoexplicativo. Y ello con el añadido de que la lectura en retrospectiva le confiere mayor significado porque la hacemos conociendo el comienzo del desenlace. El pasado solo se convierte en historia cuando le da su pleno sentido -o uno de ellos-, el presente.

En una situación de injusticia y desigualdad como la de Egipto, la carga pudo ser la pretensión de Mubarak de legar la presidencia a su hijo Gamal; la mecha, la llegada al país de Mohamed del Baradei, Nobel de la Paz y egipcio universal, como alternativa posible; y la ocasión, el derrocamiento de Ben Alí en Túnez. Todo eso se deduce de la obra, aunque el autor no lo diga necesariamente así.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Sábado, 25 de junio de 2011