ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

jueves, 23 de junio de 2011
Reportaje:

Ruta 66, desvío por Vitoria

- El Azkena Rock cumple una década en pos de su consolidación - La organización confía en repetir el éxito de público del año pasado

Archivado en:

La ciencia a menudo carece de respuestas para explicar la longevidad de algunas estrellas del rock. Keith Richards, guitarrista de los Rolling Stones, presumió durante años de sus excesos con las drogas y de alimentarse a base de hamburguesas, patatas y una salsa especial que llevaba consigo de gira por el mundo.

Otro caso es el del fundador de Black Sabbath, Ozzy Osbourne (Birmingham, Reino Unido, 1948) , autor de unas memorias tituladas Confieso que he bebido. Su aspecto de haber quedado algo tocado por una vida de excesos fue retratado a la perfección por un reality show que le rescató del olvido la pasada década. El músico británico siempre es un buen reclamo para los amantes del heavy metal. Por ello, ha sido el elegido para encabezar hoy el primer día de la décima edición del Azkena Rock en Vitoria. El festival cumple una década consolidándose entre las principales citas del panorama musical.

Ozzy Osbourne, fundador de Black Sabbath, encabeza el cartel del primer día

La Fundación Caja Vital se suma con una muestra de fotos sobre Motörhead

Por sus escenarios han pasado estos años Iggy Pop y los Stooges, Kiss, los Sex Pistols, Pearl Jam o Bob Dylan, entre tantos otros. En 2010, registró su récord de asistencia con 44.433 personas, 10.000 más que en la edición anterior. Y los organizadores esperan que, una vez más, el virus rockero contagie a toda la ciudad.

El epicentro volverá a estar en Mendizabala, aparcamiento reciclado para la ocasión en templo para rockers. Junto a Ozzy Osbourne, en la primera jornada del Azkena se subirán al escenario Rob Zombie, The Cult, Eels, Black Country Communion, Kyuss Lives y Bizardunak.

Mañana llegan a Vitoria Queens Of The Stone Age. Entre esa misma noche y la madrugada siguiente se sucederán otros 11 conciertos de grupos como Cheap Trick, Primus, Bad Brans o Reverend Horton Heat.

El sábado será el turno de Gregory Lenoir Allman, fundador de The Allman Brothers Band. Un par de horas después será el turno de Paull Weller, que repite en el País Vasco tras llevarse más de un aplauso el pasado año en el BBK Live. Considerado el padre del movimiento mod, Weller se lanzó a comienzos de los noventa a una carrera en solitario en que se ha abierto a estilos que hasta entonces denostaba, como el folk o el country.

En total, una treintena de bandas y de conciertos conformarán el núcleo duro de un festival que además ofrece representaciones teatrales y exposiciones de fotografía para los más rockeros.

La Sala Fundación Caja Vital se ha unido a las celebraciones con una muestra del fotógrafo Pep Bonet sobre la banda de metal Motörhead, que permanecerá abierta hasta el 21 de agosto. Anoche, el estadounidense Mike Farris, un habitual del festival, tenía previsto regalar a sus fans un concierto en la Catedral de Santa María como preludio.

Una mujer contempla varias de las fotos sobre Motörhead expuestas en Vitoria. / DAVID AGUILAR (EFE)

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana