Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ir al médico por Internet

El proyecto Lucano On.line acerca un ambulatorio de Córdoba a sus pacientes

La salud de un niño pequeño da muchos sustos y quebraderos de cabeza a los padres. Más si son primerizos. Las visitas al pediatra en un centro de atención primaria pueden ser habituales. Y muchas veces no son más que dudas que se solventan en pocos minutos. Lo mismo ocurre con los adultos que consultan a los médicos de familia. Para agilizar el servicio y facilitar la atención a pacientes y familiares, se está desarrollando en el centro de salud Lucano, de Córdoba, un programa piloto basado en las nuevas tecnologías.

Maribel Manjavacas es una de las usuarias del servicio: "Muchas veces tienes dudas, por ejemplo, sobre la lactancia o la alimentación. En vez de ir directamente al centro, envías un mensaje y recibes una respuesta". Madre de dos niños de siete y cinco años y de un bebé de siete meses, solo encuentra ventajas en el uso de los ordenadores, que le ofrecen un contacto rápido y directo con su pediatra a través del correo electrónico y de una página web específica (http://sites.google.com/site/ugclucano/). En esta dirección accede a consejos sanitarios, recursos e información sobre el centro y sus profesionales. Además, los propios facultativos cuentan con una página de ayuda rápida en la consulta, en la que tienen acceso a recursos de interés como guías y revistas científicas, procesos asistenciales o páginas de sociedades científicas, entre otros portales.

El proyecto Lucano On.line ha terminado su primera fase de implantación, focalizada en la web y en el uso del correo electrónico. El impulsor y responsable del proyecto es el médico de familia José Antonio Prados. "La idea surgió hace un año y medio, cuando nos planteamos la necesidad de usar los medios de comunicación para agilizar la atención", comenta delante de su inseparable iPad, mientras enseña las características de la página web. "Hemos diseñado todas las herramientas. Y ahora vamos a empezar con la segunda fase, que incluirá la teleconferencia a través de Skype u otras plataformas". En una tercera y última etapa se abordará de lleno la inmersión en las redes sociales como Facebook o Twitter, algo en lo que ya han empezado a trabajar.

Además del correo electrónico -encriptado, para proteger datos- la web cuenta con un canal de teledermatología. Maribel Manjavacas ya ha hecho uso de esta utilidad: "Mi hijo pequeño ha tenido durante bastante tiempo una dermatitis que no se le terminaba de ir. Le sacamos una foto, se la mandamos y el pediatra pudo determinar cómo actuar". Ella pertenece al grupo de población joven habituado al uso de las nuevas tecnologías. Una encuesta realizada a partir de entrevistas a 120 de los 15.000 vecinos que atiende el centro avanzó que el 40% de ellos tiene Internet en su casa y que el 70% cree adecuado el proyecto 2.0. El servicio que mejor se ha acogido entre los encuestados, por el tipo de usuario y la edad, es el de pediatría. El colaborador de José Antonio Prados y pediatra del centro Francisco Javier Navarro ha recibido desde que presta el servicio a través de Internet más de un centenar de correos electrónicos: "Y eso ha supuesto 70 resoluciones efectivas, lo que quiere decir 78 personas que no han tenido que desplazarse, ahorrando esfuerzos, tiempos de espera y carga en la consulta".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 20 de junio de 2011