ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

martes, 14 de junio de 2011

Génova negocia contra reloj para evitar la escisión del PP en Alicante

Camps pretende prescindir de Ripoll y pactar con sus afines

Génova trabaja contra reloj para evitar una escisión del PP en Alicante. La vicesecretaria de Organización, Ana Mato, negocia directamente con los dos sectores enfrentados, los afines al líder provincial, José Joaquín Ripoll, y los seguidores del jefe del Consell, Francisco Camps, para sellar un pacto para la elección de diputados provinciales. La dirección nacional quiere evitar a toda costa una escisión, como la que ya vivió con Gema Amor, en Benidorm y que le ha supuesto la pérdida de la alcaldía en la capital turística de la Comunidad Valenciana.

El pulso que lanzó el sábado el campismo, apenas constituidos los nuevos Ayuntamientos, con una lista de candidatos a diputados provinciales por L'Alacantí, sin la presencia del presidente de la Diputación y del PP de Alicante, José Joaquín Ripoll, ha enervado a sus afines. Fuentes de la dirección regional del PP insisten en que Ripoll "no estará" en la presidencia, y que solo están dispuestos a negociar la continuidad de algunos de sus colaboradores.

El líder del PP aspira a salvarse él y sus alcaldes descabalgados

Sin embargo, anoche el presidente del PP aprobó su propia lista oficial y abrió "una negociación a varias bandas" para evitar que mañana miércoles los concejales de la comarca de L'Alacantí se vean abocados a optar entre dos opciones. El Comité Ejecutivo del PP aprobó por unanimidad una candidatura diametralmente opuesta a la de los campistas y sin ningún representante de ese sector, mayoritario en la comarca. Lógicamente la lista de los campistas fue desestimada por unanimidad.

Los ripollistas están muy molestos con el tiempo y las formas aplicadas por el campismo para poner contra las cuerdas a Ripoll. "No tiene lógica [la ofensiva campista] después del éxito electoral" se lamentó el mandatario del PP, que confía prolongar "al máximo la negociación" para lograr el mayor consenso en las listas. Ripoll dejó claro que "lo que no es negociable es mi nombre". "Eso ya se discutió y se acordó por parte de todos cuando se cerró la lista al Ayuntamiento de Alicante", recordó. Un proceso que también fue tenso por los recelos de la alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo, a incluir a Ripoll como número dos de su lista por "el lastre" de la corrupción. El presidente está imputado en el caso Brugal, mientras que la regidora está acusada por el fiscal.La reunión del comité ejecutivo provincial del PP, convocado para analizar su "éxito electoral", tras conseguir 21 nuevas alcaldías con pactos, apenas duró una hora. Durante el cónclave se escucharon cinco ovaciones de apoyo al presidente provincial, José Joaquín Ripoll. Al término de la sesión, y arropado por sus fieles colaboradores, Ripoll admitió que unos compañeros de la comarca de L'Alacantí "han lanzado una lista de aspirantes a diputados". "Pero es una propuesta de papel en blanco, sin membrete y que no está respaldada por ningún órgano oficial del PP", subrayó. Una posibilidad que contempla la Ley Electoral pero que "estatutariamente no es adecuada" advirtió Ripoll.

De ahí que el presidente provincial del PP optara por aprobar otra lista "por unanimidad" y negociar contra reloj, siguiendo también las recomendaciones de la dirección nacional del PP.

La lista aprobada por el comité ejecutivo está encabezada por el propio Ripoll y se completa con los nombres de Sebastián Cañada (Mutxamel), Pedro Romero (La Torre), José Ramón Varó (Aigües), Amadeo Lario (Xixona), y tres suplentes. Todos son afines al presidente provincial, y los campistas quedan fuera. Ahora toca negociar.

Ripoll puso "en duda" que la lista difundida el sábado tenga los avales suficientes. "Yo sí que los tengo", aseveró. Cuando se le preguntó en rueda de prensa si habría conflictos en otras comarcas, el presidente provincial dijo: "Segmentemos el conflicto". "Para evitar el gran conflicto", añadió. Pero la posibilidad de que los ediles del PP en L'Alacantí acudan el miércoles al juzgado a elegir entre dos listas es cada vez mayor. "Esperamos que sigamos con la tradición y no se rompa", confesó Ripoll.

El órdago de campismo ha pillado descolocados a los ripollistas, que esperaban negociar y pactar. Ahora los afines a Camps tienen la mayoría de los concejales en L'Alacantí, y Ripoll ha ido perdiendo adeptos en otras comarcas. La lista de anoche es un brindis al sol, servirá de poco, ya que al final, según varias fuentes consultadas, el campismo será mayoría y Ripoll se conformará con un puesto para él en esta comarca, e intentar que respeten en el resto de la provincia sus débiles feudos.

De los 20 diputados que tiene el PP en la Diputación de Alicante, Ripoll quedará en minoría y se conformará con poder colocar a cuatro o cinco diputados, entre otros, sus descabalgados alcaldes (Mónica Lorente, Jorge Sedano, y Celia Lledó). Sin embargo, el campismo ya ha designado a la alcaldesa de Sant Vicent del Raspeig, Luisa Pastor, como sucesora de Ripoll al frente de la Diputación, y esa será su apuesta hasta el último minuto.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana