ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

miércoles, 8 de junio de 2011

Madrid como pregunta de examen

El Instituto de Empresa plantea los desafíos de la ciudad como caso académico

El Ayuntamiento de Madrid firmó el año pasado un convenio con el Instituto de Empresa que contemplaba, entre otras iniciativas, convertir la ciudad en un caso de estudio para sus alumnos. Con la colaboración de los responsables municipales, la escuela de negocios introdujo Madrid en su laboratorio, analizó sus constantes vitales, desmenuzó su pasado y convirtió los retos a los que se enfrentará la ciudad en los próximos años en un problema académico. Ese experimento (http://cort.as/0ysY), complementado con pinceladas de las autoridades municipales sobre por dónde podría o debería transitar el futuro de la ciudad, fue presentado ayer por el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón.

Al Gobierno municipal "le interesa que se estudie Madrid como modelo de gestión pública", tanto por su proyección a nivel empresarial e internacional (la escuela de negocios se cuenta entre las más prestigiosas del mundo) como por el "alto nivel de capacitación de sus alumnos", a los que desea convertir en "analistas de la realidad socioeconómica" de la ciudad, explicó el concejal de Economía, Miguel Ángel Villanueva. "No se trata de imponer una solución al alumno", sino de provocar un debate que le lleve a formar la suya propia, apuntaba el coordinador general del área, Javier Oyarzábal.

Del examen del caso académico se deduce que, como problema académico (eso sí, con más de tres millones de personas dentro), Madrid tiene tantas fallas como potencial.

- Un lugar en el mundo. Un barómetro realizado en 2010 a partir de diversos (y variados) indicadores dibuja el lugar que ocupa la ciudad entre sus pares. Es la séptima urbe (la tercera en Europa) de las analizadas en condiciones económicas, lastrada según el estudio por la rigidez del sistema laboral, las cargas administrativas, la baja productividad y la falta de innovación. En calidad de vida ocupa el puesto 14º (octavo en Europa), penalizada por la inseguridad ciudadana, el ruido y la contaminación. En conexiones es la quinta ciudad europea; su punto flaco son las infraestructuras de comunicaciones y las carreteras. Y es la 16ª (séptima en Europa) en imagen: "Dispone de importantes activos pero carece de una marca única diferenciada a través de la cual promocionarlos", asegura el estudio, pese al esfuerzo del Ayuntamiento en ese sentido en los últimos años.

- Falta de previsión ante la crisis. "Desgraciadamente, por primera vez en 30 años estamos asistiendo al fin del proceso de crecimiento. Yo nunca me imaginé que en este Ayuntamiento, en este momento, hubiéramos recortado algunos servicios por falta de presupuesto", explica la concejal de Medio Ambiente, Ana Botella, que reconoce además que el Gobierno municipal no supo anticipar lo que estaba por llegar. El economista Emilio Ontiveros coincide en que "la crisis ha interrumpido la dinámica de mejora de la ciudad", quizá de forma más rigurosa que en otros sitios, pero también permite en su opinión "abordar asignaturas pendientes". Propone, por ejemplo, acometer cambios urbanísticos (como ha prometido hacer el Ayuntamiento), aprovechando "la atonía de la vivienda para aportar racionalidad".

- Objetivo: la calidad de vida. "Siendo una ciudad de tamaño medio, nuestra capacidad para competir con otras mayores va a venir por calidad y estilo de vida", asegura el concejal de Economía. "Madrid tiene que cuidar mucho más que hasta ahora la calidad de vida, y garantizar la habitabilidad", replica el economista Ontiveros. "La gran fortaleza de Madrid es su permeabilidad y tolerancia. Sus asignaturas pendientes son el planteamiento urbano y el deterioro medioambiental", añade. Este último aspecto es, según el economista, "una debilidad intrínseca a todas las grandes ciudades".

- Obras menos impresionantes. "Madrid es una ciudad poco planificada, caótica, ha ido creciendo a empujones y eso se refleja en la vida diaria", incide Gumersindo Lafuente, adjunto a la dirección de EL PAÍS y una de las voces ciudadanas recabadas para el estudio. Martha Thorne, directora general de los Premios Pritzker de arquitectura, reseña: "En los años setenta y ochenta se construyeron polideportivos, escuelas, centros de salud, edificios más bien a pequeña escala. En los últimos 15 años, las inversiones fueron a grandes infraestructuras". ¿Y en el futuro? "El reto no va a ser cambiar aspectos físicos, no hay tanto espacio para la nueva construcción, sino adaptar la ciudad al siglo XXI. En lugar de colonizar grandes extensiones de terrenos vírgenes, se tratará de mejorar poco a poco las infraestructuras, los edificios ya construidos. No es tan radical e impresionante, pero sí muy importante. Va a tener que cambiar la mentalidad de los habitantes: no pensar en tirar y rehacer de nuevo, sino en apreciar lo que tenemos y seguir mejorándolo".

- Aumentar la tasa de natalidad... de empresas. Ontiveros propone cinco ideas para hacer realidad este deseo municipal: 1) Reducir los trámites para que se pueda crear una empresa en un par de días, incluso por Internet. 2) Convertir el batacazo de la construcción en una destrucción creativa que regenere el censo empresarial con compañías tecnológicas y del conocimiento. 3) Compensar la falta de crédito con firmas de capital riesgo. 4) Atraer empresas extranjeras, sobre todo latinoamericanas, que instalen en Madrid, si no su cuartel general, sí divisiones importantes (financiera, desarrollo, investigación).

El alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, entregó ayer las Llaves de Oro de la ciudad a la gobernadora general de Australia, Quentin Bryce, con la que pasó revista al escuadrón montado de la Policía Municipal. / RAFA ALBARRÁN

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana