El incendio de Gibraltar acaba con un vertido en la bahía

El incendio de tres tanques de residuos oleosos ocurrido el martes en el atraque de cruceros del puerto de Gibraltar provocó ayer un vertido contaminante que afecta a toda la costa de Algeciras y parte de La Línea y San Roque. El vertido obligó al cierre de las playas de El Rinconcillo y Getares, esta última premiada hace solo unos días con la bandera azul de Europa.

Según fuentes portuarias, las manchas de hidrocarburos alcanzaron El Chinarral y la Punta de San García, enclaves del Parque Natural del Estrecho de Gibraltar, lo que obligó a activar por primera vez el plan de autoprotección de este espacio, creado tras el siniestro del mercante panameño, Sierra Nava en 2007.

El vertido alcanzó los acantilados de la Punta de San García y la desembocadura del río Pícaro. En Algeciras, afectó al dique de Isla Verde Exterior, la terminal de contenedores. En La Línea, a la escollera de la playa de Poniente y el puerto de Crinavis en San Roque.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de junio de 2011