Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
La telefonía y la salud

Una "llamada de atención" que "se deberá confirmar"

"Yo tomaría con mucha precaución esta noticia". Josep Maria Borràs, responsable de la estrategia nacional contra el cáncer del Ministerio de Sanidad, apunta que el estudio anunciado ayer por la OMS que vincula cáncer y teléfonos móviles es, de momento, "una posibilidad que habrá que confirmar".

A pesar de que la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer "es una organización muy seria", el riesgo al que se refiere la notificación "probablemente es muy pequeño", sostiene Borràs, que recuerda que, a pesar de su letalidad, los 3.500 tumores cerebrales que se diagnostican en España son una pequeña parte de los 180.000 procesos oncológicos que se detectan al año.

Hay pocos estudios sobre el riesgo del uso de los móviles. La mayoría (como el Interphone) comparan a grupos de personas que han desarrollado un tumor con gente sana y les preguntan sobre el uso de los teléfonos en el pasado para establecer relaciones causales. "Existe la posibilidad de recuerdo selectivo", indica Borràs, lo que puede distorsionar los resultados.

Solo hay un estudio danés que ha hecho un seguimiento a personas sanas (unas 420.000) para comprobar si el uso que hacen de los teléfonos tiene relación con el futuro riesgo de desarrollar un tumor. Este tipo de trabajos prospectivos son mucho más fiables, aunque para conocer los resultados "aún se tardarán años".

Casos estancados

Tampoco hay evidencias de que el número de tumores cerebrales esté aumentando. Y ello a pesar de que el desarrollo de la tecnología, especialmente de la resonancia magnética nuclear, hace más fácil su diagnóstico. Distintos trabajos en los Estados Unidos, Nueva Zelanda, Dinamarca, Noruega, Suecia o Finlandia no han registrado incrementos, como recordaba ayer la Cancer Research Campaign, una prestigiosa asociación británica de lucha contra el cáncer, a raíz de la publicación del documento de la OMS. El Journal of the National Cancer Institute estadounidense, en una publicación de este año monográfica sobre tumores cerebrales, observa una estabilización de la incidencia, lo que apuntaría a que "con la expansión masiva del uso de los móviles, si existe algún tipo de efecto, debe ser modesto", a juicio de Borràs.

¿Qué valor tienen entonces las recomendaciones de la OMS? El trabajo "es un toque de atención, una primera alerta" y "un ejercicio de transparencia del IARC que cree que la gente debe conocer el posible riesgo que existe", responde Borràs.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de junio de 2011