Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:JUSTIN HALPERN | 10 PREGUNTAS A

"Las series de vieja escuela ya no gustan a los chicos guays"

Justin Halpern. Guionista estadounidense, de 30 años. Las chorradas de mi padre, la cuenta de Twitter donde cuelga las hilarantes máximas de su progenitor, se ha convertido en un libro superventas (RBA) y una serie de televisión (los lunes, en Sony TV).

¿No es un poco feo forrarse a costa del padre de uno? Ja, ja, ja, ya me aseguré de que estuviera de acuerdo. Menudo follón si se lo llega a encontrar sin haberle advertido. No quiso ni una parte de los beneficios. A él le hace gracia. Y está encantado por mí.

¿Le ha convertido en el más popular de su pandilla? No tiene amigos. No los quiere. No sale nunca del vecindario, ni trata con gente que no conociera antes. Es un poco misántropo. Tampoco concede entrevistas. No le gustan los medios. Ni las preguntas.

¿Cómo prueba entonces que no es una invención? Apareció por el rodaje de la serie. Es todo lo que hará para demostrar que existe.

Tras trabajar de guionista y dejarlo con su novia, volvió usted al hogar paterno. ¿No le faltará un hervor? Debo decir que no perdí el trabajo. Lo que pasó es que me dejó mi novia. En cualquier caso, supongo que tampoco soy la bomba cuidando de mí mismo.

Ya en casa, 'exprimió' a papá, creó el Twitter, y todo empezó a irle mejor profesionalmente. ¿Qué le dijo su ex? Volvimos.

¿Qué máxima de su padre es su favorita? "El éxito de un padre es solo equiparable al más tonto de sus hijos. Si uno de ellos gana un Premio Nobel y a otro le roba una puta, entonces ha fracasado".

¿Es capaz él de decir algo tierno o cursi? Probablemente no. Le incomodan los momentos monos. No es un tío emotivo. Solo le he visto llorar cuando mi hermano mediano se graduó.

¿Por qué la crítica fue tan dura con el estreno de la serie? Es una sitcom multicámara rodada con público. Las series de vieja escuela ya no gustan a los chicos guays. El hecho de que estuviera basada en una cuenta de Twitter tampoco le hizo gracia a mucha gente. Y el piloto quizá no fue tan bueno como pudo haber sido.

¿Alguna perla de su padre que no fuera admitida en televisión? Un día estábamos en casa y le dije que el perro parecía aburrido. Y él me dijo: "No es que el perro esté aburrido. Es que es un jodido perro, no está esperando que le des un puto cubo de Rubik".

¿Cree que algún día alguien le entrevistará sin mencionarle a su progenitor? No sé. A lo mejor si mato a alguien...

* Este articulo apareció en la edición impresa del Domingo, 29 de mayo de 2011