Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Feijóo también aplica a Lois Pereiro la etiqueta de "galleguista cordial"

"Fue un valiente. Apostaba la cabeza en cada poema", proclama Manuel Rivas

De poeta maldito, radicalmente ajeno a la cultura oficial y víctima "de uno de los grandes crímenes del capitalismo"- como definió Darío Xohán Cabana el envenenamiento masivo de aceite de colza que arruinó la salud de un joven Lois Pereiro en 1981- el homenajeado en el Día das Letras Galegas de 2011 ha pasado a ser "un representante del galleguismo cordial". Así se refirió a Pereiro el titular de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en el transcurso del acto institucional en recuerdo del poeta de Monforte. La capital de Lemos, en la que el autor de Poesía última de amor e enfermidade (1995) pasó su niñez y adolescencia, acogió el tradicional plenario extraordinario de la Real Academia Galega del Día das Letras. Pereiro pertenecía más a la contracultura que a las instituciones que este año exaltan su posición única en las letras gallegas de los años ochenta, pero para el presidente de la Xunta el poeta formó parte "de la red que mantiene unido el país".

Para el presidente, el poeta formó parte de "la red que mantiene unido al país"

"Para conectar con él hay que haber pasado por muchas", dice Darío X. Cabana

A Lois Pereiro (Monforte, 1958- A Coruña, 1996) lo celebraron ayer conselleiros -Jesús Vázquez, titular de Educación, y Roberto Varela, responsable de Cultura, acompañaron a Feijóo-, diputados, académicos y vecinos y políticos de Lemos, encabezados por Severino Rodríguez Díaz, el alcalde nacionalista de Monforte. "Lois era como el fuego en tierra de turba. Que se le dedique este día hace posible que todo ese fuego salga y podamos contemplar el que era un volcán creativo", comenzó su hermano Xosé Manuel Pereiro, durante el primero de los actos del día en el Ayuntamiento. La madre del poeta, Inés Pereiro, recibió un ramo de rosas blancas de mano del alcalde, repitiendo el gesto de Manuel María el día en el que presentó Poesía última de amor e enfermidade en 1995: Pereiro, muy enfermo, no pudo asistir y el poeta de A Terra Chá suplió su ausencia con una flor. "Fue una cabeza políglota, que no bilingüe, y uno de los mayores orgullos de nuestra ciudad", resumió el alcalde.

Desde el Ayuntamiento, el homenaje se trasladó a la Casa da Cultura de Monforte, al otro lado del río Cabe, con la música de las gaitas de la Banda Municipal de fondo. Por el camino, decenas de manifestantes de la plataforma Queremos Galego elevaron sus pancartas al paso de autoridades y académicos a la vez que coreaban "na Galiza, en galego" y animaban a la comitiva institucional a hacer lo mismo. Durante el plenario de la RAG, se sucedieron las lecciones magistrales de los académicos, que retrataron al estudiante políglota siempre deseoso de saber más, después torturado por la enfermedad y la injusticia y finalmente "poeta secreto", porque nunca logró la popularidad más allá de su círculo. El homenaje del 17 de mayo ayudará a limar su condición de "poeta de cultos", en palabras de Darío Xohán Cabana, aunque dentro de unos límites. Para el académico, la experiencia vital será siempre una barrera. "Para conectar con Pereiro hay que haber pasado por muchas. No es para adolescentes", considera. El de Monforte fue "un poeta de amor, desamor y enfermedad, marcado por una tragedia personal agravada con el infortunio sentimental".

Manuel Rivas le dio la razón. "Solo quien conoce el dolor puede convertirlo en un humor insurgente. Borges tenía razón, el más interesante mapa del universo es el rostro humano. El cuerpo de Lois es el cuerpo de un reo". El autor de Todo é silencio (2010) alabó la poesía del autor de Poemas 1881-1991, nacida "de las zonas de sombra" y de la certeza "del futuro como estúpida superstición". "Siempre fue un valiente. Apostaba la cabeza en cada poema", señaló.

La mañana de homenajes terminó en el IES Río Cabe de Monforte, el instituto donde el rebelde Pereiro estudió COU entre 1974 y 1975 y que estos días acoge una exposición multimedia sobre la vida del poeta. Otra, ya inaugurada, muestra en la Casa da Cultura el Monforte los primeros años de Lois en plena reconversión ferroviaria. En la biblioteca del centro volvió Feijóo a tomar la palabra para recordar que los años de Pereiro fueron también los de la "restitución lingüística" y citar el prólogo de la gramática de Nebrija de 1492. "Decía que siempre la lengua fue compañera del imperio. Pero la mayor compañera de un idioma es la libertad", continuó. El himno gallego sonó dos veces y al cierre del homenaje, el presidente de la RAG admitió de forma implícita la ruptura que supone dedicar el 17 de mayo a un poeta underground. "No lo hacemos por un trámite burocrático, sino desde el entusiasmo por su obra".

* Este articulo apareció en la edición impresa del Miércoles, 18 de mayo de 2011