ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

viernes, 6 de mayo de 2011
Entrevista:

Guelbenzu: "El hombre moderno pisa hoy el suelo de la incertidumbre"

Se publica la novela que fue premiada con el Torrente Ballester.- El autor quiere alcanzar los 10 libros sobre la juez Mariana de Marco

Mariana de Marco, "la juez culta, inteligente y sagaz" de J. M. Guelbenzu se enfrenta a un nuevo caso que le obligará, otra vez, la quinta para ser exactos, a aplicar la ley y controlar sus sentimientos. El crítico literario y antiguo director de Alfaguara y Taurus recupera la esencia de la novela policiaca en El hermano pequeño (Destino) e invita al lector a descubrir al asesino con una técnica, "casi de relojería", que moldea las pesquisas a través de los gestos y las miradas de sus personajes.

Desde 2008, cuando Guelbenzu publicó El asesinato piadoso, la juez esperaba paciente, en su despacho de una población de la costa cantábrica, poder retomar su actividad detectivesca. En esta ocasión, el hallazgo del cadáver de una exmodelo erótica con las manos cortadas la embarcará en una investigación en la que tendrá que lidiar con los habitantes de "una ciudad atravesada por el contraste de la mentalidad rural más antigua y la modernidad urbana", explica el autor en las oficinas de su editorial. Este retrato del cambio por el que Guelbenzu considera que atraviesa España fue uno de los argumentos que esgrimió el jurado del Torrente Ballester cuando el año pasado le otorgó su galardón por esta novela.

Se publica la novela que fue premiada con el Torrente Ballester

El autor quiere alcanzar los 10 libros sobre la juez Mariana de Marco

El segundo impedimento con el que chocará una y otra vez es el azar. "El suelo que pisa el hombre moderno es el de la incertidumbre", dice Guelbenzu. "Aunque, al mismo tiempo, como decía Josefina Aldecoa, el destino es el carácter, y el carácter se lo forja uno mismo". Es esta personalidad la que Mariana de Marco utiliza como parapeto cada vez que la casualidad se cruza en su investigación. Incluso cuando de la aparición fortuita -solo en apariencia- de su hermano pequeño se trata.

"Mariana de Marco está sola, se ha trasladado a otra ciudad después de ganar su puesto como juez de instrucción", relata Guelbenzu. "Se ha desplazado del lugar donde ha crecido, donde estaba su trabajo, familia y amigos. Esta soledad le hace buscar siempre alguien que le ancle". Su hermano, ese joven embaucador al que había perdido la huella, no hará las veces de amarre, sino de una suerte de oráculo con pistas del futuro más cercano y el pasado familiar más olvidado.

"El anclaje lo consigue gracias a la amistad con otras mujeres". En este caso será Julia, confidente y agarradera sólida ante los vaivenes profesionales y amorosos de De Marco. "Siempre elige tipos que no le creen ningún compromiso. Un poco pintas y guaperas".

El hermano pequeño es la quinta edición de una serie que Guelbenzu pretende alcance las 10 novelas, aunque al segundo dude de la ejecución de su empresa. "Me gustaría llegar a ese número como una especie de homenaje a las series que escribieron los autores Per Wählo y Maj Sjowall en los años cincuenta. Los considero los creadores de la novela policiaca europea actual", dice Guelbenzu.

Deudor del matrimonio sueco, el autor de El amor verdadero se considera por derecho propio un novelista policiaco. "En este género se le plantea un reto al lector: trate de descubrir al asesino mientras le engaño o le distraigo lo suficiente para que no lo consiga", cuenta el también crítico literario. "Ese punto de juego me parece muy propio de la ficción y es el que aprendí después de leer cientos de novelas policiacas durante mi juventud".

Guelbenzu limita la pervivencia de su prosa a la de su protagonista. "Escribo novela policiaca porque me interesa Mariana de Marco. Cuando dejen de ocurrirle cosas que tengan un interés dramático, en ese momento se acabará la serie". Y antes de que llegue el fin, Guelbenzu no duda en aplicar las técnicas más crueles. "Es la única forma de sacar todo lo que un personaje lleva dentro".

Por el momento, los avatares de la juez por el norte de España han concluido. Su próxima aventura, avanza Guelbenzu, la sorprenderá de vacaciones por el Nilo antes de incorporarse a la Audiencia Provincial de Madrid.

José María Guelbenzu, ayer en Madrid. / SAMUEL SÁNCHEZ

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana