Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA IMAGEN

Tonto de capirote

Llamar nazi a otro porque sí en un programa de televisión y desdecirse luego es cosa banal para Miguel Ángel Rodríguez, ese hombre locuaz que un día fue alto cargo del PP.

El señor turbio del primer plano de la imagen se llama Miguel Ángel Rodríguez y sale de un juicio en el que, para defenderse de las acusaciones que le han conducido a los tribunales, se ha declarado tonto de capirote. Aclaremos: este señor turbio, de sonrisa obscena, insultó en dos programas de televisión al señor perfectamente enfocado que aparece en el segundo plano de la instantánea, conocido como el doctor Montes. El señor turbio, además de llamarle nazi, precisó que no utilizaba el término a modo de insulto, sino de definición. Aludía para ello a una supuesta mala praxis médica de la que Montes había sido absuelto en su día por los tribunales de justicia. Llamado a declarar, el señor borroso negó primero, pese a la evidencia, que hubiera utilizado el término nazi, para añadir que el espectador de los programas a los que él solía acudir sabía lo que iba a ver, insinuando, suponemos, que era un público de televisión basura. Por si su señoría no le hubiese entendido, añadió que entre los espectadores no se encontraba el día de autos "Miguel de Unamuno de Salamanca" (misteriosa alusión). A preguntas del juez, dijo también que acudía poco preparado a esos programas, cuyos responsables le empujaban a ser agresivo y locuaz. En definitiva, que actuó como actuó porque carecía de estudios y de personalidad: porque era un tonto, en fin.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de mayo de 2011