Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El turbante hipnótico de la jequesa de Catar

El emir de Catar, Hamad Bin Jalifa al Thani, y su esposa, Mozah Bint Nasser, aterrizaron el lunes en Madrid para una visita oficial de dos días a España que concluye hoy. Los reyes de España, don Juan Carlos y doña Sofía, acudieron al aeropuerto de Barajas a recoger a sus invitados.

Tras ser alojados en el palacio de El Pardo, los Reyes -acompañados por los príncipes de Asturias y la infanta Cristina- les ofrecieron un almuerzo, y por la noche una cena de gala en el Palacio Real.

La jequesa Mozah, la segunda de las tres esposas del emir de Catar, acaparó las miradas por su indumentaria. Apareció tocada por turbantes de colores, a juego con sus vestidos, que cambió en varias ocasiones. La jequesa -defensora de la modernización de la educación y la libertad de prensa en el pequeño emirato- es habitual de grandes marcas de moda, como Chanel o Dior.

La pareja se reunió ayer con el presidente del Gobierno para firmar varios acuerdos. José Luis Rodríguez Zapatero visitó Catar hace dos meses. Entonces el emirato se comprometió a invertir 3.000 millones de euros en empresas españolas, 300 de ellos en cajas de ahorros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de abril de 2011