Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones municipales y autonómicas

Acció Cultural recuerda al PP que TV3 se veía con normalidad

Acció Cultural del País Valencià (ACPV), que el sábado convocó a miles de valencianos en favor de la libertad de expresión y de poder ver TV3, recordó ayer a la portavoz del PP y del Consell, Paula Sánchez de León, que "antes de que el Gobierno de Francisco Camps iniciara la apertura de expedientes administrativos e impusiera multas por emitir una televisión pública, TV3 ya se veía con normalidad en el País Valenciano". El Gobierno Camps "ha creado por ello un problema que no existía y ha dificultado durante cuatro años la solución".

La entidad cultural respondió así a las declaraciones vertidas el domingo por Sánchez de León, quien culpó al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero de que TV3 no se vea en la Comunidad Valenciana. La portavoz del PP dijo: "Queremos que TV3 se vea aquí y Canal 9 en Cataluña, pero en las condiciones que determina la ley. El Gobierno central es el único que tiene la competencia para solucionar el problema habilitando un espacio radioeléctrico suficiente".

Para Acció Cultural, la solución es "tan simple como permitir [por parte de la Generalitat valenciana] la emisión de los cuatro canales de la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals que realizaba ACPV por el segundo [canal] multiplex que tiene adjudicado la Generalitat valenciana y que hasta el pasado 17 de febrero continuaba libre. Desde ese día, por cierto, el segundo múltiplex duplica la señal del primero, precisamente para intentar tapar el hecho de que está libre y disponible". Por ello, "si Sánchez de León realmente quiere dejar de censurar una televisión, puede hacerlo hoy mismo: depende de ella y de su Gobierno".

Insultos

ACPV también criticó las manifestaciones del portavoz de campaña del Partido Popular en Valencia, Alfonso Novo, quien señaló que en la manifestación del sábado "se encontraban representantes del catalanismo más agrio, rancio y radical". "Con sus insultos lo único que hace el señor Novo es autodescalificarse y expresar el carácter antidemocrático de quien no es capaz de mostrar respeto hacia los ciudadanos que ejercen su derecho a la libre expresión y manifestación", indicó la asociación cultural en un comunicado. ACPV señaló que este tipo de declaraciones "son un ejemplo más de la creciente erosión de los derechos democráticos que está sufriendo el País Valenciano".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de abril de 2011