Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Imputado el exalcalde de Montcada por la polución de la cementera

El exalcalde de Montcada i Reixac César Arrizabalaga y la actual concejal de Medio Ambiente, Eva Gonzalo, declararon ayer como imputados por la contaminación ambiental y acústica generada por la cementera Lafarge de la localidad. Según la fiscalía, el Consistorio fue "pasivo" ante los elevados índices de polución, que superan lo permitido por la ley. Los regidores apuntaron ayer a la Generalitat como máxima responsable del problema.

En 2008, entidades de Montcada denunciaron el caso ante el fiscal, que se querelló por un delito contra el medio ambiente. Además de Arrizabalaga y Gonzalo, el Juzgado de Instrucción número 2 de Cerdanyola ha imputado al entonces director de la fábrica, Osvaldo Pereda, por prevaricación.

Los Mossos constataron que las emisiones a la atmósfera de polvo de cemento generan "una evidente contaminación sobre las viviendas y los habitantes" del barrio de Can Sant Joan, el más próximo a la fábrica. Lo mismo pasa con el ruido, que "vulnera" de forma "reiterada" los límites.

Frente a las acusaciones de la fiscalía de "actitud de tolerancia, complicidad y pasividad", el exalcalde y la concejal declararon ayer que presionaron a Lafarge y a la Generalitat para que resolvieran los problemas. Ambos admitieron que conocieron diversos "episodios de polvo negro" procedente de la fábrica, pero se justificaron aduciendo que es el Gobierno catalán el que tiene las competencias en materia de contaminación atmosférica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 14 de abril de 2011