Reportaje:PROFESIONES

Se necesita 'community manager'

Especialistas en Twitter y Facebook difunden y cuidan la imagen de las marcas y los famosos - El horario es ilimitado y el sueldo, a negociar

"La community manager del barrio era mi peluquera. Nos ponía al día, convocaba fiestas y siempre tenía las últimas revistas de moda para informarnos de las tendencias". Idaira Vega es la de Sony y de Heineken, entre otras empresas. La profesión crece, aunque pocos sepan en qué consiste. Vega es crítica: "Se ha creado una burbuja con el término, que lo hace ver como innovador, cuando siempre ha existido".

Sira Coll, community manager (CM) de varios sellos de Planeta, cree que "es la evolución de jefes de prensa y relaciones públicas, que gestionan los medios dentro y fuera de la Red y las redes sociales". Coll tiene "las mismas responsabilidades que antes de Facebook más la gestión de la reputación en Internet de los sellos". Aclara que "solo las empresas grandes pueden tener responsable de medios y CM por separado".

Si las funciones son difusas, aún lo son más los beneficios para la empresa

La oferta de estudios crece y ya existe un posgrado oficial

Ni la Asociación Española de Responsables de Comunidades Online (AERCO) tiene clara su definición. "No es tarea sencilla", explica en su web, para añadir que es la "persona encargada y/o responsable de sostener, acrecentar y defender las relaciones de la empresa con sus clientes en el ámbito digital". Vega tenía en parte razón: siempre ha existido.

Deusto anuncia sus cursos sobre este trabajo como el más solicitado. "Más que esta figura profesional, la relevancia la tiene el auge de los medios sociales. Suponen un cambio en la forma en que empresas y clientes interactúan con el mundo", dice Juan Ignacio Martínez, director de formación de AERCO.

Desde hace tres años Xavi Menós ejerce de CM en la norteamericana Nexus Management Group, responsable, por ejemplo, de la reputación de Shakira. "Para entender Internet hay que pasarse horas ante el ordenador. Por mucho que se estudie, uno tiene que haber leído muchos tweets y estados de Facebook y haber escrito cientos de entradas en blogs para saber el alcance de todo eso".

Pese a su opinión, crece la oferta de estudios. La mayoría, cursillos online o presenciales de corta duración, aunque la Universidad de Barcelona ya tiene el primer posgrado oficial. Martínez cree que el CM "necesita formarse" y le parece "genial ver cómo las universidades cierran la brecha con las empresas. Solo las organizaciones flexibles reaccionan con la premura suficiente para cubrir la demanda".

"Ahora no estudiaría un curso de CM", insiste Menós. "Lo haría de fotografía, diseño o vídeo. Para este trabajo solo hay que saber escribir, saber un poco de lenguaje HTML y sistemas de creación de contenidos. Nunca hubiera llegado a serlo sin mi formación universitaria en TV".

La agencia Equipo Singular ofrece trabajo: "Un/a CM que realice el mantenimiento diario de Facebook, Tuenti, Twitter... ofreciendo una rápida respuesta a las consultas; elabore los planes de acciones para la cuenta; lleve a cabo el seguimiento en prensa; seleccione los medios para cada acción y cliente...". Ni horario ni salario. "No hay un sueldo orientativo. Va en función del tamaño de la empresa", dice Martínez.

Los clientes están en la Red las 24 horas. Vega trabaja "desde cualquier esquina, acera, bar..." y solo necesita "batería en el portátil o móvil y conexión a Internet". A Coll y Menós les pasa lo mismo. Para el puesto de Equipo Singular, hay que "ser licenciado en comunicación, tener experiencia, saber de estrategia y estar habituado a trabajar con redes sociales". El perfil de Vega, Coll y Menós: los tres con licenciaturas en Comunicación y experiencia previa dentro y fuera de la Red. Más de la mitad de los CM se han formado en comunicación o mercadotecnia, según Martínez.

Si las funciones son difusas, aún lo son más los beneficios para la empresa. Menós es contundente. "Pocos admiten que es difícil descubrir la efectividad de una campaña en las redes sociales", aunque reconoce que el éxito llega cuando el consumidor "se siente protagonista" y "entabla un diálogo real" con la marca.

En cualquier caso, "si decides estar en la Red, tienes que saber hacerlo", opina Coll. Habla de David Bisbal, que ha hecho un mal uso de las redes. "Yo le aconsejaría que se disculpara con un tweet; reconocer que no las sabe usar. Si fuera él, contrataría un community manager". Y si lo tenía, que lo cambie. Cuanto antes.

Más demanda que oferta

La demanda de community managers se multiplicó por ocho durante el 2010, según los datos de Infojobs. En total, se contabilizaron 164 vacantes al cierre del año. "El porcentaje de ofertas es del 0,04% del total, pero es un perfil con muchas oportunidades de empleo", comenta Jordi Escalé, director de mercadotecnia del portal de empleo.

En su opinión, "si una compañía se preocupa por cuidar su reputación en la Red, necesita ese profesional para que, entre otras funciones, cree, gestione y dinamiza las comunidades de internautas. Al tratarse de un trabajo de reciente creación, hay pocos profesionales y resulta complicado cubrir la demanda".

Las que más los solicitan son "empresas con más de 200 trabajadores, que están en Madrid (54% de las vacantes) o en Barcelona (33%)", añade Escalé. En cuanto a sectores de actividad, la mayoría de demandas publicadas en Infojobs proviene de empresas dedicadas a la informática (19%), publicidad (9%) y las tecnologías de la información (6%).

* Este articulo apareció en la edición impresa del Domingo, 27 de marzo de 2011

Más información