ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

sábado, 19 de marzo de 2011

La policía interroga a cuatro jóvenes por asaltar la capilla de la Complutense

El obispo auxiliar de Madrid oficia una multitudinaria misa "de desagravio" - Más de 150 profesores universitarios firman un manifiesto por la laicidad

El conflicto abierto tras el asalto a una capilla de la Universidad Complutense de Madrid conoció ayer nuevos frentes, con las posiciones cada vez más polarizadas entre defensores y opositores al espacio religioso. Cuatro estudiantes fueron detenidos e interrogados por lo ocurrido mientras cerca de un millar de personas asistían a la misa "de desagravio" celebrada en el pequeño templo y la explanada exterior del campus de Somosaguas.

A pocos metros, en la facultad de Ciencias Políticas, decenas de manifestantes se concentraron en silencio contra las detenciones y a favor de la performance de la capilla, que ha reabierto el debate sobre la presencia de templos religiosos en la universidad. Los cuatro detenidos, que fueron puestos en libertad, son miembros de las asociaciones Contrapoder y RQTR de Ciencias Políticas, negaron que participaran en la "profanación" de la capilla que tuvo lugar el jueves 10 de marzo, cuando un grupo de unas 50 personas -la mayoría mujeres- irrumpió en el templo mientras dos alumnas rezaban y en presencia del capellán. Algunas se desnudaron de cintura para arriba.

Ayer hubo dos versiones contradictorias del género de los detenidos -dos chicos y dos chicas, según la policía, y tres chicos y una chica, según sus allegados-. La Brigada Provincial de Información actuó por un posible delito contra los sentimientos religiosos tras tomar declaración al capellán de la capilla de Somosaguas. Más de 150 profesores y catedráticos de distintas universidades públicas españolas respaldaron ayer un manifiesto contra "los privilegios" de la Iglesia católica en sus sedes educativas y como respaldo a los estudiantes que irrumpieron en la capilla y que "en modo alguno" pretendían "poner en cuestión el ejercicio de ningún derecho individual o colectivo".

Unas 1.000 personas siguieron la misa convocada por el Arzobispado de Madrid en el campus. La gran mayoría, desde la explanada exterior. El obispo auxiliar destacó "el sentimiento de indignación y repudia" por el episodio y la relación "cordial y profunda" del Arzobispado con la Universidad Complutense, que mantiene cinco capillas "desde la segunda mitad del siglo XX", según Franco.

La ceremonia transcurrió sin incidentes mientras un grupo de alumnos se concentraban en apoyo a los detenidos en la vecina Facultad de Ciencias Políticas. Sí hubo un altercado en Geografía e Historia. El decano, Luis Enrique Otero, encargó abrir una investigación después de que un grupo de unas 20 personas entraran en la facultad a "arrancar" carteles "contra el poder de la iglesia en la universidad". Según una asistente, agredieron a tres estudiantes "con golpes y patadas". Otero dijo que también empujaron a una vicedecana.

Profesores y alumnos leen un manifiesto en apoyo a los detenidos (de espaldas) en Políticas. / GORKA LEJARCEGI

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana