ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

miércoles, 16 de marzo de 2011
Ola de cambio en el mundo árabe

Decenas de miles de palestinos reclaman unidad a Hamás y Fatah

Los jóvenes rechazan el intento de los partidos de adueñarse de las manifestaciones

Decenas de miles de palestinos se manifestaron ayer en Cisjordania y Gaza para reclamar el fin de la división entre Hamás y Fatah, los dos partidos ferozmente enfrentados desde la guerra interna de 2007. Las protestas fueron numerosas, pero resultaron paradójicamente dominadas por los propios partidos a los que se reclamaba unidad. Los convocantes, grupos de jóvenes y estudiantes movilizados a través de redes sociales en Internet e inspirados por las revoluciones de Egipto y Túnez, se declararon frustrados por la "manipulación partidista".

En Gaza, las fuerzas de seguridad disolvieron por la fuerza a última hora de la tarde a los miles de manifestantes que habían montado tiendas de campaña para quedarse a dormir en una céntrica plaza, según relataron varios testigos. "Me han partido una pierna. Cientos de policías salieron de todos lados armados con porras y comenzaron a golpear a la gente y a quemar las tiendas de campaña. Pero esto no ha terminado. Mañana [por hoy] volveremos a protestar", explica por teléfono Abu Yazan, uno de los organizadores de la protesta que anoche permanecía escondido para evitar que lo detuvieran.

Al mediodía, decenas de miles de manifestantes habían salido a la calle en la franja de Gaza convocados por varias páginas de Facebook que llamaban a la unidad palestina. Hamás, que hasta ahora había prohibido protestas similares, decidió sumarse a la manifestación ante el éxito que había cosechado la iniciativa en Internet. Los partidarios del movimiento islamista se presentaron en la plaza del Soldado Desconocido en el centro de Gaza, dispuestos a secuestrar la protesta, según relatan algunos de los participantes. Los convocantes les exigieron que guardaran las banderas verdes islamistas, ya que la consigna era portar únicamente símbolos palestinos y no de partidos.

La protesta acabó dividida en dos después de que miles de los jóvenes que se declaran independientes decidieran trasladarse a otro punto de la ciudad, y se produjeron enfrentamientos a pedradas. "Esto es increíble. Estamos aquí miles de hombres y mujeres dispuestos a acampar aquí y a no movernos hasta que no logremos nuestro objetivo: poner fin a la división política palestina", explicó media hora antes de la carga policial Ayman Mghamis, un joven artista de la franja.

En Ramala, la capital administrativa de la Autoridad Palestina, miembros de Fatah ocuparon desde primera hora la céntrica plaza de Al Manara. "Yo no entiendo qué hacen aquí los partidos políticos", se quejaba Abeer Zaghari, una joven universitaria que portaba una pancarta en la que se leía: "No a los partidos. No a la religión. Todos somos palestinos". En Al Manara también estaban 10 jóvenes que no militaban en ningún partido y que llevaban tres días en huelga de hambre para protestar contra una división que hacía estéril todo esfuerzo palestino por luchar contra la ocupación. Uno de ellos, Aref Fogha, de 16 años, con la pierna dañada por un disparo israelí, se declaró frustrado. "La jornada de hoy no me parece un éxito, la manifestación vuelve a ser fraccional, de Fatah aquí y de Hamás en Gaza". "Pienso permanecer en huelga de hambre hasta que tengamos un Gobierno de unidad", añadió.

Manifestantes ondean banderas palestinas en Gaza para pedir el fin de la división entre Fatah y Hamás. / ALI ALI (EFE)

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana