Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:FERNANDO GÓMEZ | Director de la Fundación César Manrique

"No me preocupa que Lanzarote sea reserva sino que lo merezca"

La Fundación César Manrique fue galardonada ayer con el premio Nueva Cultura del Territorio 2011, que decide el Colegio de Geógrafos, por fomentar el desarrollo sostenible de la isla de Lanzarote, afectada por la especulación urbanística y amenazada por la Unesco de perder el título de reserva de la biosfera. Fernando Gómez es su director y tras veinte años al frente de la fundación, su empeño es contener el turismo en la isla.

Expresa con énfasis el objetivo de la organización: "Lo que realmente deseamos es que Lanzarote se construya sobre claves de turismo responsable, de respeto al territorio y a la gestión del mismo que ha construido la isla, en la que ha sido pionera".

"Si se le preguntara a un lanzaroteño qué es lo mejor de su isla, seguramente respondería: la obra de César Manrique. Desde El jardín de los cactus, pasando por el Monumento al campesino y su propia casa. El artista hizo de la isla una nueva realidad. Su realidad". Gómez fue libre para mezclar esa obra con el entorno natural de la isla. "Su obra es la que ha añadido valor al turismo de Lanzarote durante décadas".

Inaugurada en 1992, seis meses antes de la muerte del artista, los objetivos actuales de la organización son claros: "Crear un turismo y una administración pública responsables y una ciudadanía comprometida con el presente y el futuro de la isla". Pero Lanzarote se enfrenta a varios problemas graves: "La especulación y la corrupción. Actos que no se han combatido como se debe". Por lo que la Fundación ha emprendido una actividad de corte legal "a favor de la contención del crecimiento del turismo en cuanto a los límites y los techos del mismo". Y apoya totalmente la ordenanza de Lanzarote sobre el territorio: "No debe haber impunidad, se han cometido muchas irregularidades".

En este momento, trabajan en la ejecución de 18 sentencias que anulan la legalidad de 12.000 plantas de alojamiento turístico de la isla. "La justicia de este país es muy contraria a las demoliciones, es muy conservadora. Lo normal es que los denunciados pidan otra vez las licencias. Aunque algunos no lo conseguirán".

¿Lanzarote puede perder, entonces, el título de reserva de la biosfera de la Unesco? "No nos preocupa tanto que la isla siga manteniendo el título, sino que lo merezca".

En cuanto a los objetivos futuros, Gómez es firme: "Seguiremos trabajando y actualizando las ideas de César Manrique, que fue un pionero y que construyó un lenguaje y un pensamiento absolutamente vigentes".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de marzo de 2011