Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Un bastión poético de Cádiz

'RevistAtlántica' cumple 20 años de difusión de la literatura iberoamericana

Para una revista de poesía no vale la letra del tango. Veinte años sí es mucho. En 1991 nació RevistAtlántica, un ambicioso proyecto literario para convertir esta publicación gaditana en un referente de los versos que nadaban a una orilla y otra del océano. "Siempre quisimos que tuviera vocación internacional", recuerda su director, José Ramón Ripoll. Nació al amparo del Ayuntamiento de Cádiz y la continuó la Diputación hasta ahora. Dos décadas que se van a celebrar como una auténtica fiesta. La supervivencia lo merece.

Ripoll siempre admite su desconfianza inicial con el proyecto. "Pensé que saldrían tres o cuatro números pero no más". El último en aparecer ha sido el 34, con un dossier central dedicado al poeta catalán Màrius Torres, en el centenario de su nacimiento. La revista le dedica 70 páginas con sus poemas y un recorrido por su intensa vida, la de un escritor recluido en un sanatorio por tuberculosis durante la Guerra Civil, represaliado por sus ideas y las de su familia, y que murió en 1942 sin haber visto publicada ni una sola de sus obras.

El director de la publicación recuerda el apoyo de Octavio Paz

Este homenaje a Màrius Torres ha sido posible gracias a la colaboración con el Institut Ramon Llull, que también propició otro recordatorio a Carles Riba en el anterior número de la revista a los 50 años de su muerte. RevistAtlántica ya había dedicado alguna página a Torres en el número ocho, en 1994, como un anticipo de la antología que entonces se publicó sobre su reivindicada figura. "Si el pasado se pierde, solo la música es capaz de permanecer como una voluntad de poder, de articular la vida en la tiniebla, entonando la canción del retorno, que el poeta se sabía de memoria y había interiorizado durante sus largas lecturas", repasa Ripoll en el texto introductorio a sus principales poemas.

RevistAtlántica siempre destaca por la profundidad de sus homenajes literarios y por la pasión puesta en cada sección. En este último número aparecen dibujos del artista gaditano Luis Quintero además de poemas de José Luis Rey, Adolfo Cueto, Trevor Joyce o Jordi Villaronga, entre otros. Mantenerse no ha sido fácil pero la pluralidad de las propuestas, la ambición de sus planteamientos, la continua exigencia de calidad y el apoyo institucional de la Diputación han garantizado su periódica publicación.

"Hemos recibido el apoyo y fuerza de muchos escritores y colaboradores. Octavio Paz fue promotor, sin casi él saberlo. Nos dijo que la nuestra era una aventura que no podía permitirse el lujo de desaparecer", resalta el director. Un bastión de la poesía contemporánea iberoamericana. Un ejemplo de unión de la literatura de las dos orillas atlánticas.

Ripoll ha estado siempre bien acompañado en esta empresa. La lista de colaboradores ha sido inmensa e impresionante en estos 20 años. Álvaro Mutis, José Manuel Caballero Bonald, Felipe Benítez Reyes, José Manuel Benítez Ariza, Pilar Paz Pasamar, Carlos Edmundo de Ory, Rafael Alberti o Fernando Quiñones han estado en algún momento ligados a la revista. El director siempre ha contado con la inefable mano derecha de un entregado subdirector, Jesús Fernández Palacios. Juntos se han encargado de difundir las excelencias de cada entrega.

Ripoll y Fernández Palacios han caminado muchas veces juntos, como demuestra la inminente publicación de Utopía comparada. Se trata de un trabajo de Carlos Manuel López sobre la trayectoria de ambos poetas gaditanos. 400 páginas de profundo análisis sobre sus carreras vinculadas a la difusión de la poesía de otros y a la elaboración de sus propias obras. "Es una oportunidad para que nos leamos el uno al otro", bromea Ripoll.

El número 35 de RevistAtlántica, cuya publicación se espera para el otoño, servirá para festejar las dos décadas. Habrá firmas especiales y una exposición antológica en la que se repasará, por ejemplo, la veintena de pintores que han ilustrado sus páginas. En la fiesta de cumpleaños habrá una piñata de coloquios, debates y poemas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 21 de febrero de 2011