ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

viernes, 11 de febrero de 2011
Reportaje:

Zapatero presiona a favor de Contador

El presidente del Gobierno escribe en Twitter que "no hay ninguna razón jurídica" para sancionar al ciclista - El Código Antidopaje responsabiliza a los deportistas de lo hallado en sus cuerpos

Archivado en:

La resolución firme sobre el caso Contador, que debía haberse conocido ayer, se retrasará al menos hasta el lunes, según fuentes cercanas al Comité de Competición de la Federación Española de Ciclismo, el órgano que debe decidir sobre el ciclista, que ha sido acusado de dopaje.

Mientras espera la solución definitiva, Contador, positivo por 50 picogramos de clembuterol en el pasado Tour, recibió una sorprendente defensa. En una toma de partido insólita días antes de que se resuelva el asunto, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se pronunció de forma tajante a través del Twitter de la Secretaría de Estado de Comunicación de La Moncloa: "No hay ninguna razón jurídica para sancionar a Contador".

Zapatero va de esta forma en contra de uno de los principios básicos del Código Mundial Antidopaje, el de la responsabilidad objetiva, que dictamina que la prueba del dopaje es la aparición de una sustancia prohibida en el cuerpo. "Corresponde a cada deportista asegurarse de que ninguna sustancia prohibida se introduzca en su organismo", dice la ley. El vigente Código Mundial Antidopaje se aprobó en Madrid en 2007 con el apoyo del gobierno español.

El caso de Contador ha entrado en sus momentos decisivos y a más temperatura que nunca después del insólito pronunciamiento público de Zapatero sobre la ausencia de "razón jurídica". El presidente de la Federación Española de Ciclismo, Juan Carlos Castaño, aún deberá apurar unos días la amargura de la espera.

La razón del retraso sobre la resolución firme no es ajena a la presencia hoy en Madrid del jefe de prensa de la Unión Ciclista Internacional (UCI), quien ha convocado a los medios para transmitirles un mensaje de su presidente, Pat McQuaid. "No queremos que esta visita, pura coincidencia, pueda interpretarse como una forma de tutela, control o fiscalización hacia la federación española", dicen fuentes cercanas a la decisión.

La razón hay que buscarla más en las presiones que Castaño siente estar sufriendo por parte de diversos organismos y personalidades para que el comité dé marcha atrás, retire la propuesta de un año de sanción y exonere al ciclista de Pinto. "Usando una expresión cheli", le dijo a un periodista de Reuters el presidente de la española, "estoy más quemado que la moto de un hippy".

Lo confesó pocas horas después de desayunarse con unas declaraciones de Alejandro Blanco, el presidente del Comité Olímpico Español (COE), defendiendo la inocencia de Contador. Y algunas horas antes de acostarse con el pronunciamiento de Zapatero, que caldeó todavía más una situación ya de por sí muy polémica.

En los despachos del Consejo Superior de Deportes (CSD), órgano que depende del presidente del Gobierno, recordaron, sin embargo, que el COE mantiene en su Comisión de Alta Competición, presidida por el responsable de la federación de atletismo, José María Odriozola, a la atleta Marta Domínguez, imputada en la Operación Galgo contra el dopaje.

"Da la impresión de que todo el mundo sabe más que nosotros lo que hay que hacer, interpreta mejor el reglamento y tiene más datos", dicen en la federación, cuyos responsables jurídicos temen incluso que la UCI tenga una carta escondida en forma de puntos suspensivos.

Se refieren al informe que acompañaba a la petición de la federación internacional de abrir expediente sancionador a Contador. En él se señalan, "a modo de ejemplo", posibles causas que explicarían la presencia de 50 picogramos de clembuterol en su orina. La lista tiene cinco puntos, pero tan solo los cuatro primeros están rellenados (un suplemento contaminado, una comida contaminada, una transfusión sanguínea y una microdosis); el quinto consiste en varios puntos suspensivos. "Puede no ser nada, pero mosquea", reconocen en la federación; "siempre hemos tenido la impresión de que no contamos con toda la información".

La defensa de Contador, que pide su exoneración al considerar que el ciclista no actuó ni con culpa ni con negligencia al ingerir carne contaminada, llega por eliminación a la conclusión de que esta, la del solomillo de ternera engordada ilegalmente, es la única explicación, ya que sus informes científicos demuestran que las otras tres son imposibles.

Más pragmáticos, desde la federación consideran que la única forma de evitar el castigo de dos años de suspensión que, sin duda, creen que le impondría el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS), sería aceptar su propuesta de un año y esperar que la UCI y la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) la den por buena y no la recurran ante el TAS. "Porque una absolución española seguro que la recurren", dicen en la federación; "y que no olvide Contador que el mejor defensor que ha tenido ha sido la instructora del comité, que encontró el argumento legal de un año de suspensión en vez de los dos estándar".

El presidente de la AMA, John Fahey, declaró ayer que no tiene prisa: "Esperaremos una decisión firme y a ver qué hace Contador".

"Solo pienso en que se haga justicia"

"He llegado a lo que soy en el ciclismo, después de muchos años, con esfuerzo y afán de superación. Ahora no pienso en qué puede pasar con mi carrera deportiva, sino en que se haga justicia".

Así de tajante se manifestó ayer Alberto Contador en una entrevista concedida a la agencia Efe, en la que proclamó una vez más su inocencia y "el disgusto y la decepción" que le ha causado el hecho de que "la federación haya ignorado las alegaciones" que presentó en su defensa.

Este informe, insistió, demuestra que nunca tuvo intención de doparse ni incurrió en negligencia alguna, ya que no podía saber que el solomillo de la discordia, el que se comió un día de descanso en el Tour, procedía de una red engordada artificialmente con clembuterol, según él.

"La presión de la UCI y la AMA han tenido mucho peso en la propuesta federativa de sanción", dijo. "Estoy preparado para cualquier batalla que se presente", añadió, pero también dejó claro que, tras haberse volcado "siempre en la lucha antidopaje", ya no cree "en el sistema". "Todos saben lo que pasa y me encuentro con la amenaza de ser inhabilitado. Eso me hace perder la confianza", apuntó.

El madrileño también reiteró que su caso "está politizado desde hace tiempo", lo que le ha perjudicado, al igual que las filtraciones producidas.

Lo que dicta la Agencia Mundial Antidopaje

- Responsabilidad objetiva

Artículo 2.1.1.: "Corresponde a cada deportista asegurarse de que ninguna sustancia prohibida se introduzca en su organismo (...) Son responsables de la presencia de cualquier sustancia prohibida, de sus metabolitos o marcadores, que se detecten en sus muestras físicas".

- Ausencia de culpa o negligencia

10.5.1.: "Cuando el deportista demuestre (...) que la infracción no se debe a una conducta culposa o negligente (...), se anulará el periodo de suspensión aplicable. (...) El deportista deberá demostrar igualmente de qué forma se introdujo la sustancia (...) en su organismo".

- Ausencia de culpa o negligencia significativa10.5.2.: "Si (...) logra demostrar (...) que no ha cometido ningún acto culposo o negligente, el periodo de suspensión podrá reducirse. No obstante, el periodo reducido no podrá ser inferior a la mitad del periodo de suspensión que hubiera debido aplicarse normalmente".

Contador y Zapatero, durante la recepción del presidente al ciclista en 2009, en La Moncloa, tras su segundo Tour. / AFP

Alberto Contador, en enero, durante una conferencia de prensa sobre su supuesto dopaje. / TOLO RAMÓN

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana