Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
CARTAS AL DIRECTOR

Picogramos

Boadilla del Monte, Madrid

Los picogramos de Contador tienen al país revolucionado. Ya han intervenido cantidades ingentes de personas, laboratorios, abogados, tertulianos, y otros muchos amén de los que quedan por intervenir. ¿Alguien se ha informado de cuánto nos va a costar cada picogramo del clembuterol encontrado en la sangre del ciclista? Yo tampoco lo sé, pero seguro que la vaca engordada con este fármaco ni se imaginaba que iba a convertir a un ciclista en un experto en leyes y deprimido.

Todo se reduce a una incomprensible pérdida de tiempo y dinero y a llevar más desconfianza hacia un deporte que ya la tiene sobrada, y todo ello a costa de una persona sin antecedentes ni sospecha. ¿Cómo se puede castigar a alguien por algo que nunca estuvo en su intención realizar -el dopaje- y de lo que no ha obtenido beneficio alguno? Si nos ponemos a dar ejemplo también se podría sancionar severamente a los políticos corruptos por picoeuro recibido como presente. ¡Sensatez, por favor!.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de febrero de 2011