ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

miércoles, 19 de enero de 2011

Un hombre estrangula a su pareja en el piso de Fuenlabrada en el que vivían

La policía detuvo al asesino, que confesó el crimen, en una plaza cercana

La vecina se quedó sorprendida al ver a Francisco tambaleándose mientras caminaba por la calle. "¿Está usted bien?", le preguntó. "Sí, sí, no crea usted que estoy borracho. Solo un poco mareado", dice ella que contestó. "¿No debería ir al médico", le insistió?". "No, gracias, ahora me encuentro mejor". El hombre, de 47 años, se apoyó a continuación en un coche aparcado frente al portal de su vivienda, en Fuenlabrada. Pasados unos minutos accedió al interior. Unas horas antes o después de esta escena, eso está aún por determinar, Francisco estranguló a su mujer, Carmen, con la que compartía una habitación de alquiler en Fuenlabrada. Tras perpretrar el crimen se echó a la calle y no le contó a nadie lo que había hecho.

Ambos compartían un cuarto en la casa desde hacía un mes

Carmen es la primera víctima en Madrid en 2011 por violencia de género

La inquilina de la vivienda, una mujer ecuatoriana que subarrendaba habitaciones para poder hacer frente a los pagos, se encontró ayer a las 16.00 el cadáver de Carmen tendido en la cama. Alertada por un extraño olor, abrió la puerta de su habitación. Luego llamó al número de emergencias. La mujer contó a los agentes que la pareja española llevaba un mes viviendo ahí. Carmen llevaba muerta más de 12 horas. Los policías se pusieron a buscar a Francisco, pero no tuvieron que ir muy lejos. Se había sentando a esperar en una plaza a unos 100 metros del lugar del crimen, en la plaza de los Cuatro Caños.

En comisaría, el hombre reconoció haber asesinado a Carmen, de 54 años. Dijo que lo hizo de madrugada después de una acalorada discusión, informó la Jefatura Superior de Policía. Y que utilizó para ello un cordón que sostuvo entre sus manos alrededor del cuello de su pareja. Hasta que dejó de respirar. Después abandonó el cuerpo de Carmen tumbado en la cama. La Policía Nacional no tiene constancia de que Carmen presentase denuncias por malos tratos en los últimos años.

El edificio donde ocurrió el crimen, en la calle Mártires de Fuenlabrada, tiene tres plantas, con un apartamento por nivel. El matrimonio propietario de la vivienda, con dos hijos, decidió cambiar de casa en verano y alquiló la suya en septiembre a unos trabajadores latinoamericanos. "Este edificio siempre fue muy tranquilo, pero ellos empezaron a alquilar habitaciones. Iba y venía mucha gente. Música hasta las tantas de la mañana. Hemos tenido varias discusiones con ellos", contaba el vecino de la primera planta, que acababa de llegar de trabajar. Recordaba el tremendo barullo que se armó la pasada noche de Halloween.

Se escuchaba ayer el ajetreo a través de la puerta del piso donde se produjo el primer asesinato por violencia de género en lo que llevamos de año en la Comunidad de Madrid. Apenas tres horas antes se había producido en ese lugar el levantamiento de cadáver.

"La señora estaba aquí por unos días. No alquilo habitaciones, claro que no", contaba una mujer a los periodistas que esperaban en el rellano de la puerta.

El último crimen de violencia machista que había ocurrido en el municipio se remonta a junio de 2009, cuando Nairobys Alcántara, una mujer dominicana de 21 años, fue asesinada por su pareja.

No llevamos tres semanas de este 2011 y ya son tres las mujeres que han sido asesinadas por sus parejas. La última fue encontrada ayer en su vivienda de la localidad madrileña de Fuenlabrada. Una llamada alertó a la policía de que había un cadáver en un piso. Cuando los agentes llegaron, la propietaria les confirmó que tenía alquilada una habitación a un matrimonio. / AGENCIA ATLAS

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana