ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

sábado, 15 de enero de 2011
SEGURIDAD | CiberP@ís

El envío de 'spam' se reduce el 75% en seis meses

El cierre de varias redes de ordenadores infectados y el control de los servicios, causas principales - Expertos en seguridad creen que la tendencia es pasajera

Archivado en:

Se mire como se mire, el spam ha bajado. Las cifras bailan en función de la empresa de seguridad, pero todas coinciden en el diagnóstico: en los últimos meses el envío de correo electrónico no deseado se ha reducido en el mundo. El 55% en cinco meses, según la empresa Symantec. El 75% desde julio es la cifra que proporciona la española Hispasec. Es decir, si en julio se enviaban unos 200.000 millones de mensajes al día, ahora son 75.000 millones.

¿Hacia el fin de esta plaga? "No es el fin del spam. Se debe al cierre de sitios como Zeus (anillo de webs), Spamit.com, especializada en productos farmacéuticos o la botnet [redes de ordenadores infectados] Mega-D, cuyo responsable fue detenido por el FBI", explica Javier Ferruz, responsable de preventa de seguridad en Symantec.

'Phishing' y 'troyanos' bancarios se han duplicado en un año

El móvil empieza a reproducir las tendencias de fraude en el PC

Facebook y Twitter son el nuevo objetivo de los delincuentes

El 15% de mensajes con enlaces de la red de Zuckerberg son basura

"Vemos un desplazamiento en las técnicas de fraude: disminuye el volumen de spam por el correo, aunque se incrementa su número en redes sociales, el malware, phishing, ataques DDoS, robo de contraseñas, instalación de troyanos bancarios y otros tipos de estafas online", añade Bernardo Quintero, director de Hispasec.

"Va a la baja el volumen global, pero no desaparecerá. El fin del spam es una utopía porque es un negocio rentable. Dicho esto, varias operaciones a lo largo del año, como la Mariposa en España, impiden a los spammers ser tan efectivos", dice Luis Corrons, director de Panda Labs.

El spam, de momento, seguirá sin ser "cosa del pasado en dos años", como vaticinó Bill Gates, fundador de Microsoft, en 2005, aunque su crecimiento será más paulatino. "Creemos que pasará como con los virus. Habrá menos envíos masivos y más selectivos", opina Ferruz.

El correo basura se reduce, pero aumentan las botnets, responsables del 90% del correo electrónico no deseado. ¿Cómo se explica? "La demanda se desplaza: se contratan menos servicios para enviar spam por correo electrónico y aumentan otros usos fraudulentos de las botnets, cuyos administradores alquilan sus recursos a terceros para realizar diferentes fraudes", explica Quintero. Además, añade el director de Hispasec, "el spam tradicional pierde efectividad porque cada vez hay mejores filtros en los servidores y clientes de correo, también porque el internauta se ha concienciado y no hace caso a los mensajes de publicidad que llegan a su buzón".

Las redes como Facebook y Twitter son el nuevo objetivo de los spammers, entornos que no se contabilizan en las estadísticas que reflejan el descenso del spam tradicional. Twitter reconoce que ha tenido picos de hasta el 11%, pero que lo ha reducido al 1%. Quiere decir que si mueve 300 millones de mensajes diarios, tres millones de ellos son basura.

Las estadísticas de Hispasec apuntan a que el 4% de sus abonados son en realidad programas para enviar correo no deseado. Y más del 15% de los mensajes con enlaces que circulan por Facebook son spam. "En las redes sociales un gran porcentaje de la gente pincha en los enlaces (en teoría proviene de fuentes más confiables), mientras que por correo electrónico apenas consiguen ratios del 0,00001% de incautos. Así que para conseguir unos beneficios similares en las redes sociales necesitan enviar mucha menos cantidad de mensajes".

El phishing y los troyanos bancarios casi se ha duplicado a nivel mundial. "Son ataques exclusivamente dirigidos a las entidades bancarias. Si en 2009 fueron 2.900, el año pasado los ciframos en 5.300. El phishing es menos efectivo (aumentan los intentos de fraude, pero la rentabilidad es baja) que los peligrosos troyanos, que ya no engañan sino que roban las contraseñas de los internautas cuando acceden al banco", asegura David Barroso, de S21Sec.

El móvil también empieza a ser el nuevo objeto de deseo. "Ya no solo intentan replicarse masivamente como los gusanos", dice Barroso. Ahora ya se crean troyanos para robar datos personales, reproduciendo las tendencias del ordenador en la telefonía, sea cual sea su sistema operativo".

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana