Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Abad abre una nueva crisis en la cúpula de la patronal catalana

La sucesión de Joan Rosell al frente de la patronal catalana Foment del Trabajo está resultando menos tranquila de lo que esperaban los empresarios. El presidente de la Cecot, Antoni Abad, abrió el lunes pasado una nueva crisis en la organización al renunciar a su cargo de vicepresidente, un nombramiento que tenía ya asegurado la semana anterior. Fuentes cercanas al empresario vallesano sostuvieron que la causa de esa renuncia es el incumplimiento de unos pactos que alcanzó con Rosell en las últimas elecciones.

Abad fue uno de los promotores de una lista alternativa a Rosell encabezada por Joaquim Boixareu. Sin embargo, luego decidió abandonar esa candidatura para dar su apoyo a Rosell. Según fuentes empresariales, el pacto consistía en apoyar al líder de Fomento a cambio de ser vicepresidente, cargo desde el cual podía postularse como presidente de la entidad. Pero Abad decidió rechazar el lunes ese puesto.

Según Economía Digital, Rosell convocó el lunes una reunión a primera hora de la tarde a la que acudió Abad, quien cargó contra el sistema de elección escogido y apeló a esos pactos que mantenía con Rosell, lo cual hizo que otros asistentes preguntaran por esos acuerdos. En una segunda reunión de esa misma tarde, Abad ya no estaba en la lista de vicepresidentes.

Fuentes cercanas a Abad aseguraron que el presidente de la Cecot ha decidido tomarse tiempo y sigue negociando sobre el proceso de renovación iniciado en la patronal.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de enero de 2011