Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

China avanza en el desarrollo de su tecnología atómica

Pekín impulsa un programa para reciclar el combustible nuclear usado

Los científicos chinos han desarrollado una tecnología de reprocesamiento de combustible nuclear usado que podría resolver en el futuro el problema de suministro de uranio, según informó ayer la televisión estatal. Este avance tiene importantes implicaciones para un país que se ha embarcado en un ambicioso programa de construcción de centrales nucleares.

La tecnología, desarrollada y probada en las instalaciones que la Corporación Nuclear Nacional de China tiene en el desierto de Gobi, en la remota provincia de Gansu, permite reciclar el combustible irradiado y es capaz de multiplicar por 60 el rendimiento del uranio en las plantas nucleares.

"Con esta tecnología, las reservas existentes de uranio [calculadas para 70 años] pueden durar hasta 3.000 años", dijo la televisión. China, al igual que Francia, Reino Unido, Rusia e India, trabaja activamente en la tecnología del reprocesamiento, que se presenta como una solución para el manejo del combustible usado, altamente radiactivo, y como una fuente de material fisible para futuros suministros de combustible nuclear.

El proyecto intenta resolver el problema de la escasez de reservas de uranio

Pero algunos científicos independientes argumentan que la aplicación comercial del reprocesamiento del combustible nuclear se ha visto siempre dificultada por el coste y por los retos que plantea en términos de tecnología, seguridad y riesgo de proliferación nuclear.

China cuenta con 171.400 toneladas de reservas probadas de uranio, repartidas principalmente en ocho provincias: Jiangxi, Guangdong, Hunan, Xinjiang, Mongolia interior, Shaanxi, Liaoning y Yunnan.

El Gobierno de Pekín está impulsando la energía nuclear para diversificar sus fuentes energéticas y liberarse de su dependencia del carbón, el combustible fósil más contaminante.

De momento cuenta ya con 12 reactores activos con una capacidad total para generar 10,15 gigavatios. China se ha propuesto generar 40 gigavatios mediante la energía nuclear para 2020, pero el Gobierno ha indicado que podría duplicar el objetivo, lo que contribuiría a reducir sus emisiones contaminantes. Aun así, en opinión de algunos investigadores, hacia 2020 China deberá obtener del exterior más del 60% del uranio requerido por sus centrales nucleares, incluso si el país avanza con un plan de expansión nuclear modesto.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de enero de 2011