Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El manuscrito 'fantasma' del 98

Se publica 'Las bodas de Quiteria', una obra inédita de Ciro Bayo rodeada de misterio después de su supuesta desaparición de la Biblioteca Nacional

El misterio rodea al manuscrito de 1903 Las bodas de Quiteria, breve pieza dramática del escritor Ciro Bayo (Madrid, 1859-1939) que, tras múltiples pesquisas, acaba de publicar Ediciones 98. El editor y estudioso Jesús Blázquez lleva 15 años tras los pasos de Bayo: hijo ilegítimo de un senador real, banquero de Isabel II, efímero carlista que dio con sus huesos en la cárcel, cómico, viajero incansable a caballo por tierras suramericanas, amigo de Pío Baroja, estimado por Unamuno y Azorín, y que acabó con sus pobres huesos en misérrimas condiciones en la Residencia de Ancianos de la Asociación de Escritores y Artistas de España, donde falleció medio ciego en 1939.

Fue allí donde, para sacar cuatro cuartos que impidieran que literalmente se muriesen de hambre en plena guerra, Bayo dirigió una pieza teatral de corte cervantino que quizá sería esas bodas de Quiteria a las que Blázquez seguía la pista desde que en una carta de finales de 1902 el bohemio autor le contara a Unamuno que había entregado una zarzuela a la mítica María Guerrero.

El editor y estudioso Jesús Blázquez lleva 15 años tras los pasos del autor

Tras diversos "toreos de salón" por parte de los gestores de la propia biblioteca, Blázquez les hizo saber que debían tener el manuscrito de la obra porque el centro albergaba la colección del cervantista y bibliófilo catalán Juan Sedó Peris-Mencheta que lo recogía. Un fondo adquirido en 1968 y no clasificado aún en diciembre de 2006 y, por tanto, no consultable. Tras nuevas presiones, Blázquez averiguó que en el centro existía una carpeta bajo el epígrafe Las bodas de Quiteria, pero que estaba vacía. "Al parecer, una autoridad académica estuvo trabajando en 2004 con él", averiguó Blázquez, que hace siete meses constató que el manuscrito había sido subastado por la empresa El remate a principios de 2009 y que por un valor de 800 euros había sido supuestamente adquirido por la propia Biblioteca Nacional.

"Ese manuscrito lo catalogué yo y, si hubiera estado en la casa antes habría llevado un sello de la biblioteca; no hay señal de que hubiera pertenecido a la colección Cervantes-Sedó como aquí tenemos clasificado el fondo", asegura Pilar Hernández, del Departamento de Manuscritos de la BN. Tampoco le extraña que la carpeta estuviera vacía: "Había cajas con más de un sobre donde detrás ponía 'Falta".

En el registro del centro, el manuscrito consta como fuente de adquisición la subasta de 2009. "Difícilmente Bayo copió dos veces el mismo texto, por lo que creo que es el mismo original; si fuera así, es una dejación y una desidia absoluta del patrimonio escrito español", opina Blázquez, quien -aprovechando que entonces sí estaba ya catalogado el manuscrito, en la sección de Raros- lo copió a mano.

Cervantino de pro, Bayo recrea en una pieza de un acto y tres cuadros algunos episodios del gobierno de Sancho Panza en la Ínsula Barataria y los amores de Basilio y Quiteria, con las famosas Bodas de Camacho. "Los diálogos son muy fluidos, la estructura de la trama es homogénea y perfecta y el tono jocoso está muy logrado", destaca el editor, que para abrir boca, este mismo mes habrá rescatado de Bayo otro de sus títulos inencontrables: De Barcelona a La Habana, o su alucinante viaje como cómico por la colonia de ultramar en 1880.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de diciembre de 2010