Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El tráfico en el centro de Sevilla baja un 17% el primer día de restricciones

El Ayuntamiento multa con 70 euros a los vehículos que estén más de 45 minutos

Los 20.000 folletos informativos sobre el plan de restricción del tráfico al casco histórico de Sevilla que el Ayuntamiento ha repartido desde octubre son desde ayer sanciones de 70 euros para los infractores. Un conductor que no sea vecino del centro ya no puede estar dentro más de 45 minutos o, de lo contrario, será multado. El plan se estrenó con una reducción del 17,6% del tránsito de vehículos en hora punta respecto al viernes día 10, según el servicio municipal de Tráfico.

El Consistorio, sin embargo, informó de una disminución del 12%. Cinco puntos menos de los ofrecidos por el órgano que gestiona el plan de restricción. Según el Ayuntamiento, las cifras que maneja Tráfico incluyen el plan especial de Navidad, un dispositivo habitual en estas fechas y que también entró ayer en vigor.

El tránsito fue fluido en la primera jornada del plan de restricción

En la Alameda de Hércules, un policía local advertía de que la ciudadanía desconoce que el casco histórico se ha dividido en cuatro zonas, según el trazado de la antigua muralla, y que hay calles de entrada y de salida. Lo que sí saben es que hay cámaras para identificar las matrículas de los infractores. Están ahí, al igual que la señalización vertical, desde el 21 de octubre. "Más de cuarenta conductores me han preguntado qué tienen que hacer", afirmó otro policía en la calle Laraña.

Según Tráfico, el descenso más acusado respecto al viernes anterior se produjo ayer de siete a ocho de la mañana: un 39,7% menos de vehículos, al pasar de 6.222 vehículos a 3.770. Un dato en el que, según Tráfico, pueden también influir las cenas de Navidad, que retrasaron la entrada al trabajo. De hecho, solo una hora después, entraron 6.210 transportes al casco histórico mientras que la semana anterior fueron 5.893. En las horas valle, hasta la una de la tarde, el ritmo de coches se redujo, pero solo un 6,8%. Estos datos corresponden a fechas consideradas anómalas, como la Navidad, por lo que el verdadero efecto del plan se podrá comprobar a partir de enero. La fluidez se notó en las zonas tradicionalmente más transitadas: las calles Puñonrostro, Calatrava, San Esteban y la plaza Magdalena. En Calatrava, tres conductores de autobús escolar, aparcados delante del teatro Alameda, donde esperaban a que los estudiantes saliesen de una obra, admitían no estar muy enterados del plan. "Solo vamos a estar los 45 minutos que dura la función, pero ya podrían hacerlo en el Teatro Central, que tiene un parking grande", se quejaba uno de ellos, Rafael Cabello.

El denominado Plan de Ordenación Viaria del Casco Antiguo ha implicado que, a fecha de ayer, haya 25.728 residentes acreditados y 5.771 con garaje. Pero, a partir de ahí, empieza la casuística. Pilar Maqueda, agente comercial de una promotora de viviendas en el centro, explicaba que su empresa tiene plazas para aparcar, pero el Ayuntamiento no le concede la acreditación. "Voy a tener que hacer visitas exprés". O Emilio Gallardo, residente en la plaza del Pumarejo, que tras plantarse dos días a la seis de la mañana para conseguir su pase, ahora se ha comprado un coche nuevo y tiene que volver a coger turno. A María Benítez, dependienta de un centro comercial en la plaza del Duque, no le parece grave. "Al centro solo viene la gente mayor". Sin embargo, solo el pasado jueves, se produjeron 100.422 entradas y salidas de vehículos del casco histórico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de diciembre de 2010