Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fiscalía alerta del auge de menores maltratadores

El fiscal coordinador de Menores de Andalucía, Rogelio Muñoz, ha alertado de que en lo que va de año se ha detectado un aumento "muy considerable" en el número de casos de violencia que ejercen los hijos hacia sus padres. Esta actividad delictiva de los menores, en auge desde el año 2006, es la que más preocupa al ministerio público. Muñoz atribuye estos episodios violentos a una crisis en la familia y en la educación.

Según el fiscal coordinador, el maltrato suele producirse en casos en los que las relaciones familiares están "muy deterioradas" y donde existe una falta de autoridad. La violencia juvenil no distingue ni de sexo ni de clases sociales. Afecta por igual a niños y a niñas y abarca a todos los estratos, pese a que se suele asociar a focos de marginalidad.

El fiscal Muñoz admite que las medidas de libertad vigilada que los jueces imponen ante este tipo de comportamientos violentos no han sido eficaces. En el 95% de los casos se acaba enviando al agresor a un centro de convivencia.

La delincuencia juvenil presenta otras dos grandes tendencias. Por un lado, los delitos contra el patrimonio, como los hurtos y los robos con fuerza o intimidación y por otro, los delitos de lesiones. Además, la reforma de la ley ha aumentado el número de delitos contra la seguridad vial cometidos por menores.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Lunes, 6 de diciembre de 2010