Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
ELECCIONES CATALANAS | Faltan 9 días

Videojuegos, jadeos, orgasmos y otras vías para (mal) vender al candidato

Los vídeos de los jóvenes del PSC y el PP provocan rechazo

El martes fue el videojuego del PP: desde una gaviota, la candidata, Alicia Sánchez-Camacho, cazaba inmigrantes en situación irregular e independentistas. El miércoles, el del orgasmo de la ciudadana al votar, de las juventudes del Partit dels Socialistes. Ayer, el de Alternativa de Govern, autodenominado El vídeo porno de Montserrat Nebrera, líder del partido, en el que, tras oírse a una pareja haciendo el amor, aparece ella misma, tapada solo con una toalla, afirmando que ellos no necesitan un escándalo -"me la podría quitar", avisa- para hacer política. Nebrera fue diputada del PP y ha contado con el apoyo de sectores del Opus Dei para crear su partido.

Los tres vídeos se han vuelto en contra del candidato al que en teoría daban apoyo. Ni Sánchez-Camacho ni Montilla los habían visto. La lluvia de críticas es imposible de reproducir en estas cuatro columnas. Sirva de ejemplo la del candidato de Convergència, Artur Mas: "Nosotros somos sensibles y no estamos para tonterías. Para sobresalir no necesitamos orgasmos ni toallas".

Ni Montilla ni Sánchez-Camacho habían visto los polémicos vídeos

Las mayores muestras de rechazo se las ha llevado el PP: se han visto obligados a retirar a los sin papeles del videojuego, encargado por Nuevas Generaciones, tras explicar que la versión que se colgó en su web era un borrador de la empresa que lo había desarrollado. Al final, sustituyó "inmigrantes" por "mafias ilegales".

Pero el lío ahí está y ha echado leña al fuego de las acusaciones de xenofobia a los populares por sus propuestas sobre inmigración y seguridad ciudadana. La empresa pidió disculpas. El líder de Nuevas Generaciones en Cataluña, José Antonio Coto, ideólogo del juego, aseguró que se trataba de "una anécdota" sin voluntad de ofender a nadie. Pero la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, lo calificó ayer de "error garrafal". De Cospedal, con todo, no desperdició la ocasión para cargar contra los socialistas y Montserrat Nebrera, y se mostró segura de que ambas formaciones no retirarán sus vídeos del orgasmo. La candidata Sánchez- Camacho opinó que esas promociones atentan "contra la dignidad de las mujeres".

El candidato a la reelección, José Montilla, vio por primera vez el vídeo de sus juventudes en directo, en TV-3, a primera hora. Votar es un placer, se titula. "Si sirve para que vaya más gente a votar, ya está bien", dijo. "¿Disparamos contra alguien?", ironizó más tarde en un acto de campaña.

La número dos del PSC, Montserrat Tura, reconoció que el clip no le acaba de gustar. Tanto los creadores del vídeo como el jefe de la campaña socialista, Jaume Collboni, defendieron que su objetivo es recordar que votar es importante. Montilla conocía la campaña de los jóvenes, "pero no todas las piezas", explicó Collboni.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de noviembre de 2010