ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

sábado, 13 de noviembre de 2010
Reportaje:

Una ruta con mal fario

Cancelado de nuevo el vuelo LLeida-Barcelona por la avería de un avión - El viaje de Alguaire a Mallorca acabó con un aterrizaje de emergencia en El Prat

El vuelo Lleida-Barcelona de Vueling parece gafado desde que se puso en marcha el pasado fin de semana. Un problema técnico detectado en un avión de la compañía catalana que cubría la ruta entre Lleida y Palma de Mallorca lo obligó a aterrizar de emergencia en el aeropuerto de El Prat. Esta incidencia, calificada de "menor" por la Generalitat, afectó de rebote al posterior vuelo programado entre Alguaire y la capital catalana, ya que se opera con el mismo aparato.

Hace 15 días, Vueling vendió dos billetes para el trayecto por un "error de marketing", según la compañía. Y la pasada semana, cuando realmente se estrenó, transportó a 44 pasajeros, de los cuales solo seis pagaron el billete, que cuesta nueve euros. El resto eran invitados del sector turístico leridano. El avión tiene 180 asientos.

El Departamento de Política Territorial y Obras Públicas informó de que la causa del problema no había sido grave y que el aterrizaje se realizó sin incidencias en El Prat. El Airbus 320 de Vueling había despegado de Lleida-Alguaire, el único aeropuerto que gestiona la Generalitat, a las 11.50 horas y en él viajaban 50 pasajeros, que fueron recolocados en otros aviones de la misma aerolínea con destino a Palma de Mallorca.

El fallo consistió en un problema hidráulico en el tren de aterrizaje, detectado en los indicadores del cuadro de mandos. La avería no impide el despliegue del tren de aterrizaje, pero condiciona la maniobrabilidad de sus ruedas, por lo que el aparato tuvo que ser remolcado desde la pista hasta la terminal barcelonesa.

La incidencia obligó a cancelar otros dos vuelos previstos para ayer, el Palma de Mallorca- Lleida (13.15 horas) y el Lleida-Barcelona (14.35 horas). En el primero viajaban 72 pasajeros, que fueron recolocados en dos vuelos de Air Europa y Air Berlín hasta Barcelona, y pudieron continuar hasta sus destinos finales en tren y autobús. La decena de afectados por la cancelación del Lleida-Barcelona fueron trasladados en vehículo hasta la capital catalana.

Este vuelo es de los denominados estacionales, pues debe regresar obligatoriamente a su base, en este caso el aeropuerto de El Prat. Si antes cuando viajaba a París volvía a Barcelona completamente vacío, ahora la compañía Vueling aprovecha para cargar pasajeros en Alguaire y transportarlos hasta El Prat, donde pueden conectar con otras rutas. La compañía que preside Josep Piqué explicó que su deseo hubiera sido transportar a los afectados en otro avión, pero por cuestiones de horario -el aeropuerto de Lleida cierra a las 16.30 horas - resultó imposible.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana