ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

domingo, 7 de noviembre de 2010
Reportaje:

Serbia, despegue lento

La economía balcánica crecerá un 2% este año con la mente puesta en su ingreso en la UE

Serbia volverá a crecer este año tras un retroceso del PIB del 2,9% en 2009. El despegue de la economía balcánica será, sin embargo, más lento de lo esperado -2% según los organismos internacionales y el Gobierno-, lejos de las tasas de crecimiento medio del 5% a las que el país se acostumbró durante la primera década del siglo. Las autoridades serbias advierten de que la recuperación no será fácil y se ha puesto como tarea controlar el creciente desempleo, la inflación y el gasto público, motor de la economía serbia durante la crisis.

Las cifras de crecimiento del segundo trimestre, en el que Serbia ha mostrado un alza del 2,1%, coinciden con un clima de pesimismo social -provocado por el elevado paro- y con la conmemoración del décimo aniversario del fin del Gobierno de Slobodan Milosevic, protagonista de las guerras que desmembraron Yugoslavia en la década de los noventa. Pese a ello, los datos han despertado la confianza en la economía tras un primer trimestre con un alza de solo el 0,6%. En esta oportunidad, las cifras llaman al optimismo, principalmente por el despegue de la industria.

El FMI ha aprobado ayudas por valor de 366,5 millones de euros

Durante los primeros ocho meses del año, el sector manufacturero creció un 4,7%. Este alza ha ido de la mano de un rejuvenecido sector de la construcción, que ha crecido un 10% hasta agosto. Del mismo modo, este aumento del sector productivo ha sido impulsado por el repunte de las exportaciones, que se elevaron un 20,3% en este mismo periodo, reflejando la reactivación del comercio mundial y de los principales socios comerciales de Serbia: Alemania y sus vecinos de la ex Yugoslavia.

El propio FMI ha dado su bendición a esta recuperación durante su última visita al país para aprobar el segundo paquete de ayudas a Serbia, esta vez con un crédito por valor de 366,5 millones de euros. No obstante, la entidad ha advertido de que el crecimiento esperado para este año y el próximo no será suficiente para reducir el elevado desempleo. Los últimos datos de la oficina de estadísticas reflejan que el paro llegó al 19,2% de la población activa en abril de este año, desde el 13,3% que registró en el mismo mes de 2008, al comienzo de la crisis.

Los analistas también han advertido del creciente nivel de la deuda pública, uno de los requisitos para entrar en la Unión Europea. El último dato de agosto indica que se situó en el 36% del PIB, unos 10.900 millones de euros. En diciembre de 2009, la deuda era de 9.850 millones, un crecimiento impulsado por el aumento del gasto estatal en proyectos productivos. El ingreso a la UE es la principal meta del actual Ejecutivo, por lo que su presidente, Boris Tadic, confía en reducir esta cifra para empezar las negociaciones en 2012 y cumplir la meta de ingreso al club de los Veintisiete en 2015.

Por otro lado, el FMI pronostica un crecimiento del 3% para 2011, aunque no ve cambios sustanciales en la reducción del desempleo. Lo positivo para los analistas es que el sistema bancario serbio ha salido indemne de la crisis financiera gracias a su consistente capitalización y a su eficiente sistema de regulación. En este contexto, se encuentra en disposición de soportar el crecimiento poscrisis y de apoyar la creación de nuevas empresas y préstamos personales que impulsen el consumo privado, lesionado por los elevados niveles de paro. -

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana