Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Marbella y la Junta, a la gresca por el subterráneo del hospital

El nuevo aparcamiento del centro ofrece 1.394 plazas, todas de pago

La ratonera funcionó el primer día. Los pacientes que acudían a las consultas externas del hospital Costa del Sol, en Marbella (Málaga) se dejaban guiar por operarios que los conducían hasta un aparcamiento subterráneo. El enfado llegó cuando descubrieron que cada hora que permanecieran en el hospital les iba a costar 2,06 euros. "Ni que estuviéramos en la calle Serrano de Madrid, al hospital se viene por necesidad, no por ocio", se quejaba uno de sus usuarios.

El cobro del aparcamiento en este hospital público comarcal, que atenderá a 400.000 personas después su ampliación, prevista inicialmente para 2011, ha supuesto el enésimo enfrentamiento entre el Ayuntamiento de Marbella, gobernado por el PP, y la Junta de Andalucía (PSOE), que gestiona el centro sanitario. Este pago, que ya se da en otros centros sanitarios públicos españoles, ha avivado el debate de la financiación de obras públicas con capital privado.

Las visitas dejan pequeño el espacio en superficie para aparcar

La alcaldesa marbellí, Ángeles Muñoz, ha exigido al hospital Costa del Sol que reconsidere su decisión de cerrar con barreras los aparcamientos públicos en superficie y donde antes se aparcaba gratuitamente. "Esos terrenos los cedió el Ayuntamiento para uso público y los usuarios tienen que tener plazas de aparcamiento públicas", dijo.

Desde el 8 de octubre, día de la inauguración del aparcamiento, las 300 plazas en superficie cuentan con barreras. Según la Junta, 200 plazas son para trabajadores y 100 de acceso libre, y todas son gratuitas. La regidora marbellí asegura que los empleados del centro tienen un acuerdo por el que podrán utilizarlas durante un año. "Después tendrán que pagar", asegura Muñoz.

Los aparcamientos en superficie, en los que el sábado se podía estacionar gratis, se quedan pequeños para el volumen de visitas que recibe el centro. Enseguida faltan plazas, los conductores empiezan a ponerse nerviosos y se forman los atascos. El aparcamiento subterráneo, construido a través de una concesión administrativa, ofrece 1.394 plazas, todas de pago.

La Junta insiste en las ventajas y el esfuerzo económico que supone la ampliación del centro hospitalario, con una inversión de 49 millones. "Incrementarán la actividad un 30%, algo que traerá nuevos empleos. Habrá nuevos equipamientos, tecnologías de última generación, quirófanos y 150 camas más", detallan.

"Todo se sometió a información pública durante un mes sin que se produjeran alegaciones de ningún partido político o Ayuntamiento", explican desde la delegación de Salud de Málaga, donde tildan de "electoralista" la postura del gobierno de Muñoz. En el Consistorio marbellí niegan que el vallado de los aparcamientos en superficie estuviera recogido en el proyecto de ampliación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 18 de octubre de 2010