Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Pedrera toma el relevo

Adif inicia hoy las obras para proteger otra joya del arquitecto modernista

Una vez superado el controvertido tramo de la Sagrada Familia, la tuneladora Barcino encara ahora un nuevo reto: sortear sin sobresaltos otra joya de Antoni Gaudí, la Pedrera. La empresa Adif inicia precisamente hoy los trabajos previos de construcción en la calle de Provença, ante la fachada de la casa Milà, de una pantalla de protección similar a la que se hizo en el templo expiatorio.

Se trata de un muro formado por 33 pilotes excavados bajo tierra de 1,2 metros de diámetro, y por 34 micropilotes de 0,25 metros de diámetro. La ejecución de esta pantalla protectora obligará a suspender temporalmente la circulación de vehículos en la calle de Provença, entre el paseo de Gràcia y Pau Claris. El Ayuntamiento ha establecido un itinerario alternativo para el tráfico viario a través de las calles de Pau Claris, Mallorca y Aribau.

Las obras también ocasionarán molestias, como ha sucedido con la Sagrada Familia, a los centenares de turistas que visitan diariamente ambos edificios. Ruidos, polvo y una acera ocupada por las vallas no serán precisamente del agrado de los visitantes.

La compañía asegura que se trata de "una medida de seguridad adicional", que ha sido propuesta por el comité de expertos que siguen el progreso de las obras del túnel del AVE en Barcelona. En su último informe, los expertos aseguran que "extrapolando la normal y exitosa operación de la tuneladora hasta el día de hoy, los asentamientos producidos no causarán ningún daño a la estructura de la casa Milà". Sin embargo, aconsejan la construcción del muro de pilotes, una propuesta aceptada por Adif.

La compañía declinó ayer concretar las fechas en las que la tuneladora llegará a la Pedrera para trabajar cerca de sus cimientos, como ha sucedido con la Sagrada Familia. Sin descanso y a un ritmo medio de 13 metros diarios, la tuneladora se abre paso por la calle de Mallorca en dirección a la Diagonal. En el pozo situado en el cruce entre Provença y Bruc, la máquina realizará una parada técnica de varios días, en los que será sometida a una revisión y a trabajos de mantenimiento. Luego seguirá su camino subterráneo por Provença con destino a la estación de Sants.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de octubre de 2010