Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rubalcaba, a favor de traspasar a Cultura las competencias taurinas

El ministro del Interior mantuvo una reunión con destacados diestros

Toreros-Gobierno, segundo asalto. Esta vez sí hubo foto de familia y conferencia de prensa en sede ministerial. Dos semanas después de la reunión que destacadas figuras del toreo mantuvieron con la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, el titular de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, recibió ayer a los diestros para escuchar una vieja demanda del sector: la transferencia a la cartera de Cultura de las competencias taurinas que ostenta Interior.

Rubalcaba aseguró a los toreros que "por parte del Gobierno no hay problema" al respecto, según comunicó a EL PAÍS un portavoz de Interior tras la reunión. También emplazó a la delegación, compuesta por Enrique Ponce, El Juli, Miguel Ángel Perera, Cayetano Rivera, Manuel Jesús El Cid, Alejandro Talavante y José María Manzanares, acompañados del abogado y ganadero Javier Araúz de Robles y el presidente de la Mesa del Toro, Carlos Nuñez, a reflexionar sobre sus pretensiones y mantenerle informado de las mismas.

En la petición, subyace el interés de ser considerados "artistas"

El ministro del Interior recordó durante el encuentro que su gabinete mantiene escasas competencias en la materia. A saber, la seguridad de los festejos (salvo en el País Vasco y Cataluña), el análisis de astas en el laboratorio de la comisaría de Canillas (Madrid) y el registro de profesionales. Tan solo las dos últimas son susceptibles de acabar en Cultura. Además de los dos Ministerios en liza, cabe destacar que la cartera de Agricultura mantiene autoridad en lo referente al aspecto ganadero y Sanidad lo hace respecto al destino alimenticio de la carne de reses bravas tras su muerte en la plaza.

Más allá de los efectos prácticos de la transferencia de Interior a Cultura subyace el interés de los lidiadores por "ser considerados artistas". Una semana después del rechazo del pleno del Senado a una propuesta del Partido Popular para declarar la lidia como Bien de Interés Cultural, el Gobierno toma por tanto la iniciativa al negociar y escuchar las peticiones del orbe taurino. Los tiempos que se manejan para el posible trasvase competencial están aún por definir, si bien los matadores aseguraron que Rubalcaba mostró su confianza en que todo ocurriese en un "corto plazo".

José María Manzanares ejerció de portavoz al término del encuentro con Rubalcaba y mostró satisfacción por "el total acuerdo" entre los gabinetes de Cultura e Interior. Los matadores también trasladaron al ministro su preocupación por la politización de la tauromaquia, potenciada desde el pasado verano al calor de la prohibición de los toros aprobada en Cataluña.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 14 de octubre de 2010