Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Necrológica:IN MEMÓRIAM

Eduardo Bello, un ilustrado amable

Ayer, 12 de octubre, falleció en Murcia el profesor Eduardo Bello Reguera, catedrático de Filosofía de la Universidad de Murcia. Ante la súbita pérdida de un amigo y compañero de tantos años, con la pena y el desconcierto atenazándome todavía la garganta, me siento a escribir estas líneas.

Lo conocí en 1979, y desde entonces compartimos tareas y responsabilidades académicas. Nos unía la pasión por la filosofía y la justicia. Fue el primer profesor al que llamó Joaquín Lomba para poner en marcha la Licenciatura de Filosofía en 1975. Estudió en Lovaina y se doctoró en Barcelona. Fue el primer decano de la Facultad de Filosofía (1992-1994), y director del departamento de Filosofía hasta 2010. Durante más de 20 años dirigió Daímon. Revista de Filosofía, gracias a su gestión una de las más prestigiosas de España. Apreciado como hombre de consenso, siempre dispuesto a la reconciliación y al entendimiento, dedicó su vida a la docencia y la investigación.

Durante más de 30 años, se ocupó de grandes autores de la filosofía moderna y contemporánea: Descartes, Rousseau, Kant, Sartre, Merleau-Ponty y Rawls. El hilo conductor de su actividad intelectual y de su compromiso fue la defensa de la tradición ilustrada, y la razón, la democracia, la justicia y los derechos humanos.

Tenía previsto seguir trabajando, tras su jubilación, en la revista Daímon, en varios másteres y mil cosas más. Cumplió 70 años el 26 de septiembre. Al día siguiente, ingresó en el hospital para una revisión. El desenlace nos coge desprevenidos, sobre todo a su mujer, Encarna, también profesora de Filosofía, y a sus hijas Irene y Elena. En nombre propio y en el de todo el profesorado, alumnado y personal administrativo de la Facultad de Filosofía, quiero rendir homenaje público a su memoria.

Antonio Campillo es decano de la Facultad de Filosofía de la Universidad de Murcia.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Miércoles, 13 de octubre de 2010