Selecciona Edición
Iniciar sesión
Entrevista:CARME CHACÓN | Ministra de Defensa

"Zapatero nunca dará un 'dedazo' como el que dio Aznar con Rajoy"

Muchos la consideran la preferida de Zapatero para sucederle en La Moncloa. Pero a ella no le preocupa porque, asegura, el presidente es su candidato para 2012 y, en todo caso, Zapatero nunca designará heredero como hizo Aznar

Si Zapatero no lo remedia, Carme Chacón (Esplugues de Llobregat, 1971) se convertirá en la única catalana en el Gobierno tras la inminente salida de Celestino Corbacho. Desde el congreso socialista que dio la Secretaría General a Zapatero, Chacón tiene silla en las ejecutivas del PSOE y el PSC y hace de puente -una de sus palabras preferidas- entre dos partidos hermanos no siempre bien avenidos. Pese a ello, no se prodiga en declaraciones políticas, quizá porque el uniforme de ministra de Defensa, que se vistió en abril de 2008, no deja demasiadas holguras. Hoy es una rara excepción.

Pregunta. ¿Por qué no asistió a la marcha del 10 de julio contra la sentencia del Estatut?

Respuesta. Ya expliqué que tenía un compromiso, aunque luego pasé el día en el hospital donde ingresaron a mi hijo. De todos modos, para no dar la impresión de que escurro el bulto, le diré que no compartía en absoluto el lema de la manifestación.

"Será difícil pactar en Cataluña con los que apoyan aventuras inconstitucionales"

"Mi candidato es Zapatero, pero solo él decidirá si opta a la reelección"

P. Aquel acto se interpretó como prueba del creciente desapego de Cataluña hacia España.

R. Pongamos las cosas en su sitio. Estamos intentando resolver un problema con más de 200 años: el encaje de Cataluña en España. Y hemos tenido que vencer dos resistencias muy fuertes: la de los centralistas, que ven en todo proceso de descentralización el debilitamiento de España; y la de quienes aprovechan cualquier excusa para magnificar los problemas y minimizar los avances. El hecho es que Cataluña disfruta hoy de la mayor cota de autogobierno que haya tenido nunca.

P. La sentencia se vivió en Cataluña casi como una afrenta...

R. La sentencia ha sido un varapalo para las tesis del PP y en su fallo avala hasta el 95% del Estatut. Pero es verdad que muchos de sus fundamentos jurídicos contenían afirmaciones completamente gratuitas y ofensivas para un sentimiento identitario muy arraigado en Cataluña. El proceso no ha sido fácil y los socialistas nos hemos sentido bastante solos. No ha ayudado el Constitucional con su sentencia, tampoco un PP que ha hecho campaña para denigrar a Cataluña; ni Esquerra o Convergència, en posiciones soberanistas. Quizá el proceso era muy ambicioso para abordarlo cuando tantos querían que embarrancara. En cualquier caso, el futuro de Cataluña pasa por volver a liderar España, no por el victimismo. La gente quiere que tendamos puentes, no que nos aislemos. Aunque sea más fácil destruir puentes que construirlos, yo no concibo a Cataluña y España dándose la espalda.

P. ¿Qué gobierno ve en Cataluña tras las elecciones del 28 de noviembre?

R. Reivindico el catalanismo positivo de Viçens Vives. Él sostenía que el pacto es el privilegio de los fuertes. Cataluña necesita un Gobierno fuerte y estable que es el que reclamamos los socialistas, que hemos gobernado en coalición estos años, pero no hemos tenido una mayoría suficiente para tender esos puentes que la sociedad catalana pide.

P. No es eso lo que vaticinan todas las encuestas...

R. Estas elecciones no son fáciles para el PSC. Cataluña es muy plural; en el Parlament hay cinco grupos políticos y otros cuatro podrían entrar. Son las elecciones más reñidas que haya tenido Cataluña y se producen en un momento de dificultad económica que perjudica a cualquier gobierno. Pero también les digo que el 75% de los catalanes quiere compatibilizar su condición de catalán con la de español y que la sociedad catalana sigue siendo progresista.

P. ¿El tripartito es un haber o un lastre para el PSC?

R. Hay una paradoja curiosa. Los ciudadanos están satisfechos con la obra del Gobierno de la Generalitat, aunque no tanto con la marca "tripartito". El balance en materias como Sanidad o Educación no tiene parangón. Mi sensación es que el PSC ha asumido la responsabilidad de gobernar mientras que otros han tenido los pies en el Gobierno y la cabeza en la oposición.

P. Si la única fórmula para gobernar fuese reeditar el tripartito ¿estaría de acuerdo?

R. Vamos a buscar y creo que merecemos una mayoría suficiente para gobernar sin hipotecas, aunque somos conscientes de que cada vez será más difícil tener mayorías absolutas. Y no solo en Cataluña. Si hubiera que pactar, descartaría a quien denigra a Cataluña, y también a quienes pretenden aventuras inconstitucionales. Será muy difícil llegar a acuerdos con formaciones radicalizadas, que hablan abiertamente de soberanía, de convocatorias de referendos ilegales o de fiscalidades ilegales... y, solapadamente, de independencia.

P. Es decir, CiU y ERC.

R. Estoy siendo clarísima.

P. ¿Usted descarta volver algún día a la política catalana?

R. Entenderán lo abrumador que resulta saber que por esta casa [el Ministerio de Defensa] pasaron personajes de la talla de Azaña o Gutiérrez Mellado. Para hacer el 10% de lo que ellos hicieron tengo que dedicar diez veces más fuerzas que ellos. Les aseguro que estoy concentrada en esa tarea. No sé donde estaré mañana o pasado mañana.

P. El presidente manchego, Barreda, auguró una catástrofe electoral si no se cambia el rumbo.

R. Creo que él mismo ha dicho que sus declaraciones no fueron afortunadas. El cambio de rumbo es el que ha tenido que hacer Europa para mantener el estado del bienestar, porque no hay un gobierno global, pero sí unos mercados globales.

P. Son las políticas conservadoras las que se están imponiendo en Europa.

R. Si la socialdemocracia quiere sobrevivir en el siglo XXI debe regenerarse. Hace una década, diez de los 15 países de la UE tenían gobiernos socialdemócratas, en solitario o en coalición. Ahora, somos seis de 27. Cambiar esta situación exige, por ejemplo, tomar conciencia de que en España menos de la mitad del gasto público es redistributivo. El resto es neutral o reproduce la desigualdad. Esa parte antirredistributiva del gasto es la que hay que detectar y atajar. A mí no me ha dolido quitar el chequebebé a quien no le hacía falta, pero sí suprimirlo para quien lo necesitaba de verdad. Aún así, vamos en la buena dirección y desde que Zapatero es presidente, el gasto social ha crecido un 58% y los recortes solo suponen el 1,5%...

P. Desde que Zapatero es presidente... ¿Hasta cuándo lo será? ¿Se presentará en 2012?

R. Esa pregunta solo puede contestarla él. Solo sé que, decida lo que decida, la mayoría del Partido Socialista le apoyará.

P. ¿La decisión debe ser exclusivamente suya?

R. El sufragio, tanto el activo como el pasivo, es voluntario.

P. ¿Nadie más debe opinar?

R. Si preguntan mi preferencia, yo quiero que se vuelva a presentar.

P. Los que piensan que Chacón puede ser la sucesora de Zapatero ¿se equivocan?

R. Repito que mi candidato es Zapatero. Dicho eso, tengo una certeza: en 2012, en 2016, en 2036... el candidato socialista no saldrá de un dedazo como el que hizo Aznar, porque la pseudodemocracia en los partidos solo produce pseudolíderes, como Rajoy... aunque eso sea algo que los socialistas tengamos que agradecerle a Aznar. A nosotros no nos pasará lo mismo. ¿Saben por qué? Porque, al poco de llegar al Gobierno, preguntaron a Zapatero cómo le gustaría ser recordado cuando se vaya y él no dijo "como un gran líder", sino "como un buen demócrata". Sé que, llegado el día, [el candidato] saldrá de un auténtico ejercicio de democracia interna como el que hemos visto en Madrid...

P. ¿Zapatero no ha salido tocado de esas primarias?

R. Ha demostrado que es un líder responsable y ha garantizado transparencia en un proceso impecable.

P. Algún socialista cree que es mejor que Zapatero no aparezca por la campaña catalana...

R. Zapatero es un activo en Cataluña y en el resto de España. Todo el mundo sabe que está acometiendo con valentía las reformas correctas. ¡Miren si es valiente que ha afrontado la reforma de las pensiones, a pesar de que estén aseguradas durante 25 años! Podía haberse evitado el desgaste, pero sabe que el sistema no será viable en 2050 si no empezamos ya a reformarlo.

P. ¿Son egoístas los barones socialistas que piensan a corto plazo, en las elecciones de mayo?

R. Mucho antes que después, se verá que las decisiones que se han tomado resultan necesarias para España, por duras y dolorosas que sean, que lo son.

P. Si Zapatero decidiera no presentarse, ¿usted estaría dispuesta a dar un paso adelante?

R. Insisto en lo que dije antes. Estoy concentrada al cien por cien en mi actual responsabilidad y mi candidato es Zapatero.

"2011 será el inicio del fin en Afganistán"

"El año próximo podríamos transferir responsabilidades a los afganos en Herat"

Pregunta. ¿Ha estado alguna vez en una corrida de toros?

Respuesta. No, pero si la pregunta es qué hubiera votado yo, lo habría hecho en contra de la prohibición. Quien quiera que vaya y quien no, que no lo haga.

P. Si no ha ido nunca a los toros, no puedo preguntarle si se siente más cómoda en una corrida o en un desfile...

R. [Se ríe] ¿Qué tipo de desfile?

P. Militar, por supuesto.

R. Estoy muy a gusto en las Fuerzas Armadas y creo que es una de las instituciones a las que mejor le ha sentado la democracia. Hoy tenemos unos ejércitos no solo modernos sino prestigiosos. Me siento muy satisfecha de que, por vez primera, sean la institución más valorada por la sociedad. Eso es fruto de la labor que iniciaron Gutiérrez Mellado o Alberto Oliart y que a mí me gustaría completar con la reforma de la enseñanza militar o la ley de Derechos y Deberes.

P. El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, ha reñido a los europeos por recortar sus gastos de defensa.

R. La media de recorte de los ministerios para 2011 es del 16% y en Defensa solo del 7%, que se queda en un 3,5% si se tiene en cuenta el presupuesto realmente disponible este año. Nuestras prioridades son la operatividad, la seguridad de las tropas y las misiones internacionales. Incluso seremos capaces de mantener todos los programas previstos, renegociando en algún caso con las empresas. Y podemos hacerlo porque, desde la llegada de Zapatero, el presupuesto de Defensa ha aumentado en un 26%. Rasmussen, que visitó recientemente España, conoce esta realidad y sabe que países como Francia, Alemania o Reino Unido están recortando mucho más. Creo que [sus palabras] no van por nosotros. Al contrario, nos ha puesto como ejemplo en la misión más dura y arriesgada, que es Afganistán.

P. ¿La victoria en Afganistán es salir?

R. Es completar los objetivos que la llegada de Obama permitió plasmar en una nueva estrategia, que España venía tiempo reclamando. Un hito fundamental se producirá en la cumbre que la OTAN celebra en noviembre en Lisboa, que para la misión en Afganistán va a suponer el principio del fin. Los últimos indicadores de progreso sobre el terreno permiten hablar del inicio en 2011 de la transferencia de autoridad; es decir, devolver a los afganos las riendas de su propia seguridad. Hoy ya el 85% de los miembros del Ejército afgano y el 50% de la policía son instruidos por la ISAF [Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad]. Sin olvidar que hay seis millones de escolares (un 35% mujeres) o que se ha reducido en un 30% la mortalidad infantil. Pensamos que el año que viene se puede transferir a los afganos el aeropuerto de Kabul, ciertos territorios en el norte y centro del país...

P. ¿Y en el oeste, donde están las tropas españolas?

R. Por los datos que tenemos, en 2011 se podrían empezar a transferir responsabilidades en la provincia de Herat [donde hay tropas italianas y españolas] y eventualmente pudiera ocurrir también en la provincia de Badghis [bajo responsabilidad española]. No puedo aventurarlo con garantías, pero las tropas españolas están haciendo un magnífico trabajo.

P. ¿Eso significaría una reducción de tropas españolas?

R. Ahora mismo nadie está en condiciones de contestar esa pregunta. Será en Lisboa donde se empiecen a fijar plazos.

P. La salida de las tropas extranjeras y la negociación con los talibanes podría acabar con la instauración de un régimen tan brutal como el que había en 2001, aunque sin Al Qaeda...

R. El 90% de los afganos dice que no quiere volver al régimen talibán. Y eso significa que no quieren vivir bajo el sistema de prohibiciones y violaciones de derechos humanos que ellos impusieron. Entiendo que el Gobierno afgano escuchará a su propia población.

P. El Gobierno ha aprobado ayudas para la seguridad privada de los atuneros en el Índico, lo que se suma al costoso despliegue naval. ¿Tiene sentido una inversión tan fuerte para proteger un negocio privado?

R. No se trata de proteger un negocio privado, sino de evitar que en un corredor vital para el comercio y la llegada de ayuda humanitaria a África opere impunemente el crimen organizado. Con el riesgo añadido de que caiga en manos de Al Qaeda. España y la comunidad internacional no pueden mirar para otro lado.

P. ¿Se pagó rescate a cambio de la libertad de los cooperantes secuestrados por Al Qaeda?

R. Como ya hemos dicho, trabajamos en todos los campos posibles, siempre legales, para conseguir la liberación de los secuestrados. Añadiré que España ha alertado, con una carta formal a la señora Ashton [Alta representante de la UE], de las conexiones de Al Qaeda en el Sahel y la impunidad con la que actúa. La OTAN y la UE deben preocuparse más por la seguridad en su frontera sur.

P. No se sabe cuándo acabará la misión española en Afganistán, pero sí hay fecha para el fin de la más antigua de todas: la de Bosnia.

R. Bosnia ya solo requiere de la comunidad internacional asesoramiento y entrenamiento para sus Fuerzas Armadas. Eso debe servir de esperanza en otros lugares donde realizamos misiones que no son fáciles y duran más de lo que quisiéramos. Pero vale la pena. El día 18 [de octubre], brindaremos homenaje a los militares españoles que han trabajado durante 20 años en los Balcanes y que se han ganado a pulso el hecho de que la plaza mayor de Mostar esté dedicada a España. Todos los españoles deben sentirse orgullosos de ello.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Domingo, 10 de octubre de 2010

Más información