Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Llongueras, despedido por su hija de la empresa que fundó

El popular estilista y peluquero Lluís Llongueras aseguró ayer con un comunicado a la agencia Efe que ha sido despedido de la empresa que él mismo creó en 1987, Peluquería y Maquillaje, SA. Explicó que recibió ayer un burofax, firmado por su hija y administradora única de la compañía Esther Llongueras, en el que se le comunicó que han decidido prescindir de sus servicios. El motivo: "Las tareas que usted realiza no lo son a satisfacción de esta empresa ni ostenta actualmente ningún poder notarial para ejercerlas".

La compañía, aunque creada por Lluís Llongueras, de 74 años, está mayoritariamente en manos de sus hijos mayores y su ex mujer, Dolores Poveda. Según los últimos datos depositados en el registro mercantil, de 2008, la compañía PEYMA está controlada por cinco personas: su fundador, Lluís Llongueras, que tiene un 10,4% de las acciones; Dolores Poveda, que ostenta el 35,4%; Esther y Adán Llongueras, hijos de los dos anteriores, disponen del 16,6% cada uno; y Enrique Llongueras Batlle, hermano del primero, con otro 16,6%. Esther Llongueras es administradora única de la compañía desde 2005.

Según dijo el peluquero ayer, el motivo de su despido responde a que "ha intentando ser buen padre y al formar esta empresa, se pusieron las acciones a nombre de varios familiares". Esto, razona, ha hecho que ahora sea minoritario y por tanto puedan decidir sin su consentimiento. La empresa, dijo, está formada por 18 peluquerías (de las 120 de la franquicia Llongueras) y otros 16 salones en los que tienen mayoría accionarial.

La empresa, por su parte, tras repetidas llamadas de este diario no aclaró el despido. En el burofax que envió a Lluís Llongueras, al que Efe dijo haber tenido acceso, reconocía "la improcedencia del despido". Le ofrecen al empresario 6.258,63 euros "en concepto de indemnización máxima, a razón de 45 días por año trabajado a partir del 1 de diciembre del 2006", junto con 888 euros netos "en concepto de liquidación, saldo, finiquito y nómina".

* Este articulo apareció en la edición impresa del Viernes, 8 de octubre de 2010