Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Camps suspende los cursos de educación sexual en los colegios

Sanidad y Educación confirman que se están "rediseñando los contenidos"

La Generalitat ha ordenado suspender temporalmente los cursos de educación sexual que imparten los técnicos de Sanidad en los colegios. En algunos casos, desde hace más de 15 años. El arzobispado de Valencia había transmitido antes del verano su malestar por las clases al entender que ofrecían "una visión muy reduccionista del ser humano".

La Consejería de Sanidad envió en julio una circular a los centros de salud sexual y reproductiva en la que se notifica la "suspensión temporal de la planificación de las intervenciones de los Programas de Intervención en Educación Sexual (PIES)", que se ofrecen a alumnos de 3º de ESO.

Pero no son estos los únicos cursos de sexualidad que imparten los técnicos de sanidad y que se han parado, apunta Felipe Hurtado, de la Asociación Española de Sexología y Medicina Sexual. Hurtado, sexólogo del centro de salud Fuente San Luis de Valencia, ofrece "desde hace por lo menos 16 años" distintos cursos de educación sexual a estudiantes de 5º de Primaria, 3º y 4º de ESO y Bachilleratos, además de los PIES. Y lo mismo sucede con otros centros sanitarios de Valencia, como el de la Malva-rosa, Alicante, Castellón, Torrent o Gandia, donde los programas formativos han sido congelados. "En una reunión con responsables de Sanidad el mes pasado me comentaron que no se podía impartir ni los PIES ni nada", confirma.

Educación no ha comunicado la suspensión a los directores y centros

En un comunicado conjunto, Sanidad y Educación niegan la paralización definitiva de los cursos, pero admiten que se están "rediseñando los contenidos".

Varios institutos se han quejado a Educación por paralizar unos cursos "muy sólidos informativamente y eficaces desde el punto de vista de la prevención entre adolescentes". Marga Sanz, coordinadora de EU, acusó a Camps de "gestionar la educación, la sanidad y los servicios sociales a golpe de rosario".Fuentes de Sanidad insistieron en que los materiales educativos no van a abandonarse, sino que se impartirán a partir de enero una vez modificados para, entre otras cuestiones, adaptar su lenguaje para que sea menos técnico.

Sin embargo, se trata de materiales que cuentan con el apoyo tanto de la comunidad sanitaria como de la educativa. Sociedades científicas como la Academia Española de Especialistas en Sexología, la Academia Española de Intervención en Sexología, la Fundación Española de Contracepción o la principal sociedad de médicos de familia, Semfyc, han respaldado el contenido de los cursos.

También desde el ámbito educativo se trata de clases muy valoradas. Agustín Ávila, psicólogo con 10 años de experiencia en el IES Ravaxol, destaca que el curso pasado "los alumnos incluso pidieron la ampliación de las sesiones, porque tenían consultas pendientes". La "colaboración" entre el tutor y el especialista sanitario ha sido "un modelo de éxito probado".

Estos alumnos ratificaron en una encuesta la validez de los contenidos impartidos y reclamaron pasar de una sesión anual a trimestrales. "El modelo, de colaboración con el centro de salud, en nuestro instituto ha funcionado muy bien, y pedimos que continúe el programa", apunta Ávila.

Desde el IES Malilla, la valoración es semejante. "Eran muy buenos programas y muy satisfactorios para los alumnos". Los profesores y psicólogos consultados defienden "este modelo de intervención", cuya restricción afecta a los 40.000 alumnos que este año cursan 3º de la ESO, que recibían los cursos específicos del programa PIES.

La falta de comunicación entre la Consejería de Educación y sus subordinados directos, los directores y servicios de Orientación de los 400 institutos públicos, ha sido flagrante. "Nosotros no hemos recibido comunicación oficial de Educación", confirma un orientador de uno de los cinco institutos del denominado sector 9, que abarca desde El Saler hasta los barrios de Malilla y Fuente de San Luis.

El arzobispado de Valencia encargó hace meses al Instituto Valenciano de Fertilidad, Sexualidad y Relaciones Familiares, próximo al Opus Dei, el diseño de unos cursos alternativos a los oficiales para poder ofrecérselos a los colegios. Su intención era transmitir una "formación integral" adaptada a la moral cristiana. Sin embargo, muchos de los colegios concertados religiosos impartían estas clases sin que se haya producido "ninguna queja sobre su contenido", indica Felipe Hurtado. Es el caso de Dominicos, Maristas, Loreto o Trinitarias durante el curso académico pasado.

Fuentes de la institución religiosa indican que los nuevos materiales se están ultimando para poderlos ofrecer este mismo curso, pero que aún no existen acuerdos con la Generalitat para impartirlos.

Marga Sanz insistió ayer en su temor de que el PP quiera sustituir el PIES por estos contenidos "nacidos directamente del seno de la jerarquía de la Iglesia Católica".

Cronología

- Julio de 2010: El Arzobispado de Valencia muestra su malestar por las clases de sexualidad que imparte la Generalitat en los institutos al ofrecer "una visión muy reduccionista del ser humano". Encarga la elaboración de un material alternativo al Instituto Valenciano de Sexualidad y Relaciones Familiares (Ivaf), que preside Concepción Medialdea, del Opus Dei.

- 12 de julio: La Consejería de Sanidad emite una circular en la que "informa de la suspensión temporal del PIES (Programa de Intervención de Educación Sexual) y anuncia el "rediseño del programa".

- Final de septiembre: Los centros de salud llaman a los institutos para anunciarles la paralización de los programas.

- 5 de octubre: Esquerra Unida denuncia que el Consell quiere sustituir los PIE por el manual del arzobispado.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de octubre de 2010

Más información