ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

sábado, 11 de septiembre de 2010

La UE quiere abrir sus puertas a la adhesión de Serbia

Holanda exige que el general Ratko Mladic sea capturado antes

La difícil decisión de Serbia de sentarse a negociar con Kosovo para consolidar "la paz, la seguridad y la estabilidad en la región" balcánica merece ser recompensada con la negociación para su futura integración en la Unión Europea, según la opinión no formal de los ministros de Exteriores comunitarios. El principal obstáculo es ahora Holanda, cuyo Parlamento exige la previa captura y entrega al Tribunal de La Haya del general serbobosnio Ratko Mladic, buscado por su responsabilidad en la matanza de Srebrenica, perpetrada en Bosnia en 1995. La flexibilización de Belgrado, presentada como un triunfo en toda regla por Pristina, no supone el reconocimiento serbio de la independencia de Kosovo, independencia que "España ni reconoce ni va a reconocer", según el ministro español Miguel Ángel Moratinos.

Moratinos: "España no reconoce la independencia de Kosovo ni lo hará"

"La batalla ha sido ganada", dice el ministro kosovar de Exteriores

Los jefes de las 27 diplomacias europeas, presididos por Catherine Ashton, coordinadora de los intereses conjuntos, están reunidos durante dos días en Bruselas de manera informal (sin toma de decisiones vinculantes) para revisar la escena internacional y debatir el papel que debe jugar la Unión: desde repudiar la prometida quema de coranes en Florida a ver modos efectivos de ayudar a Pakistán a salir del marasmo, pasando por las relaciones estratégicas con China o qué hacer ante Turquía.

La reunión comenzó ayer a las pocas horas de que la Asamblea General de Naciones Unidas aprobara por aclamación una resolución euroserbia sobre Kosovo que acepta la opinión del Tribunal Internacional de Justicia de La Haya del mes de julio sobre la no ilegalidad de la declaración de independencia de Kosovo, y que propone que la UE "facilite el proceso de diálogo" entre Serbia y Kosovo. "Ese diálogo debe promover la cooperación, avanzar en el camino hacia la UE y mejorar la vida de los ciudadanos", según la resolución avalada por Naciones Unidas.

"La batalla ha sido ganada", declaró en Pristina el ministro de Exteriores kosovar, Skender Hyseni, con una brutalidad ajena a la diplomacia de terciopelo de la Unión. "Creo que ambas partes quieren pensar en el futuro y nosotros creemos que ese futuro está en Europa", declaró Ashton, con palabras de tono político del que se hicieron eco los ministros. "Es una buena ocasión para remitir a la Comisión la solicitud de ingreso del Gobierno serbio", indicó el alemán Guido Westerwelle. "Creo que eso ocurrirá antes de fin de año", pronosticó el sueco Carl Bildt. Fue en diciembre del año pasado, durante la presidencia sueca, cuando Belgrado presentó su solicitud formal de adhesión.

Elevar la demanda para que la estudie la Comisión necesita la unanimidad de los Veintisiete, donde Holanda es el principal obstáculo. Cascos azules holandeses protegían Srebrenica cuando las tropas serbias de Mladic ejecutaron la matanza. El ministro holandés, inmerso en negociaciones para formar Gobierno en su país, no acudió ayer a Bruselas. Pero el Parlamento de La Haya debe darle la autorización y este mismo jueves insistió en que si Serbia quiere entrar en el club debe hacer esfuerzos creíbles para capturar y entregar a Mladic.

"Es absolutamente necesario" acelerar la negociación para el ingreso de Serbia, enfatiza Moratinos. "No se puede retrasar más. Si algunos hemos tenido que hacer esfuerzos suplementarios para conseguir esa unidad, todo el mundo debe hacer ese esfuerzo". Con "esfuerzos suplementarios" alude Moratinos a que España aceptara que la declaración de independencia de Kosovo no fue ilegal, como señala la resolución de la ONU. Pero el ministro deja claro que acatar la sentencia de La Haya no supone reconocer la independencia de la provincia secesionista: "Serbia no ha cambiado de posición, ni España. España no reconoce la independencia de Kosovo ni lo va a hacer".

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana