Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Reportaje:música

No es rock para viejos

Bandas de menores de 25 años piden pista con buenos discos bajo el brazo

Las comparaciones son odiosas, pero... cuando Loquillo cantó Días de garaje no tenía más de 23 años. Miguel Ríos se convirtió en el rey del twist con 18 y Olvido Gara sentía Horror en el hipermercado con 17 (actuaba con Kaka de Luxe con 13). "Hay que asumirlo cuanto antes", reflexiona David Otero, guitarrista de El Canto del Loco, quien, además de publicar en septiembre su primer disco en solitario bajo el nombre de El Pescao, acaba de cumplir 30 años. "Cuando llegas a la treintena no eres joven. Eres normal, pero joven no". ¿Existen actualmente grupos de rock menores de 25 años capaces de tomar el relevo dignamente? ¿Estamos ante una crisis de creatividad musical en la adolescencia? ¿Por qué los jóvenes ahora no tienen bandas de rock? "Antes los músicos eran estrellas", explica Mauro Canut, compositor de Mi novio es un zombi y de varias canciones de Fangoria, entre otros músicos, "todo el mundo quería ser como ellos. Tienes 14 años y ves a Elvis o a David Lee Roth y quieres parecerte a ellos. Te vistes, te dejas el pelo igual y quieres tener un grupo como ellos. Eran tipos malos, que iban con muchas mujeres y eran millonarios. Ese lugar lo han copado ahora los futbolistas. Ningún adolescente quiere ser un barbudo empollón de la clase que nunca se ha comido una rosca... como muchos grupos de rock alternativo, ¡prefiere ser Cristiano Ronaldo!"

Mauro Canut: "El lugar de las estrellas del rock lo ocupan ahora los futbolistas"

"Hay algo visceral con 20 años que no tienes con 30", dice Juancho, de Sidecars

Con todo, hay varios ejemplos de grupos que cantan en castellano y que demuestran que no está todo perdido. Los componentes del grupo Supersubmarina son de Baeza (Jaén) y no superan los 24 años. Como muchos, empezaron tocando en un garaje y ahora tienen entre manos un más que interesante primer disco llamado Electroviral. Rock evocador. "Trece canciones que nos creemos y que hablan de cosas que le ocurren a gente de nuestra edad. No hacemos pop de niñatos", explica el cantante José Chino, de 24 años, cantante del grupo. "El otro día, Jota, de Los Planetas, nos dio un par de consejos muy útiles. Que no nos desesperásemos, que en esto de la música hay días malos y días buenos, y que le echemos cojones". ¿Existe una nueva generación de bandas jóvenes?

"Quizá es pronto para saberlo", explica Juancho, del grupo madrileño Sidecars y amigos de Supersubmarina. "Está claro que el talento está asegurado en el futuro". Ellos son la prueba: los cuatro miembros de Sidecars tienen una media de 23 años y el próximo 24 de agosto publican su segundo disco, Cremalleras, heredero del rock de Burning. "Hay algo visceral con 20 años que no tienes con 30, cuando te piensas las cosas dos veces", cuenta Juancho.

Pero, ojo, la juventud puede ser como mucho un divino tesoro, pero no una garantía. "Con 40 o 50 también se pueden escribir obras maestras", explica Florent, guitarrista de Los Planetas, de 42 años, "pero siempre es mejor empezar a tocar cuanto antes".

Otros granadinos han tomado su relevo dignamente. En el grupo Napoleón Solo ninguno de sus cuatro miembros superan los 23 años y han publicado un disco que está entre lo mejorcito de 2010: rock galáctico y bailón a lo Flaming Lips. Lo mismo que los vascos Zenttric. A sus 22 años, no solo han publicado un buen primer disco; en 2007 telonearon a Rolling Stones.

"Nosotros seguimos yendo a los conciertos de grupos de toda la vida con la libretilla para tomar notas", cuenta José Chino, de Supersubmarina. "Somos un grupo de largo recorrido. Nos queda mucho que aprender y nos queda mucho que decir".

* Este articulo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de agosto de 2010