Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

La prohibición de los toros

Hoy me siento mucho mejor, es un gran día para todos aquellos que creemos en la justicia, la ética, la moral, el progreso humano, y la Libertad con mayúsculas que no se usa para torturar, matar, ni infringir sufrimiento a los animales. La tauromaquia muere por el mismo motivo por el cual se suprimió la tortura en las cárceles, la Inquisición, la explotación infantil y tantas lacras más del pasado por ser prácticas indignas, crueles y anacrónicas.

Hoy hemos dado un paso más para convertirnos en personas, hoy puedo decir que me siento orgulloso de ser catalán.- Andreu Sarramona López. Barcelona.

Siendo consecuentes con la recién aprobada prohibición de los toros en Cataluña, habría que continuar con els correbous, la matança del porc, la caza y la pesca, cerrar el Zoo de Barcelona por crueldad extrema, prohibir la comercialización del foie, las langostas, las almejas, los filetes de ternera, los mejillones, el lechón, el corderito lechal, etcétera. También es curioso que se dé libertad de voto a sus señorías para votar el asunto de los toros y no para el tema del aborto. Parece que los seres humanos importan mucho menos. ¡Cuánta hipocresía y adocenamiento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de julio de 2010