Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:10 PREGUNTAS A ANA S. PAREJA

'No publicaría a Ruiz Zafón o Falcones, aunque me cayeran de maravilla'

ANA S. PAREJA. Editora de 30 años, nacida en Castellón y residente en Barcelona. Al frente de la editorial independiente Alpha Decay, rastrea talentos de las letras y participa de un activismo contracultural que está regenerando nuestro mapa literario.

¿Qué hay de cierto en que muchos jóvenes editores independientes son unos niños 'bien' jugando a las editoriales?

No voy a contarle mi vida, pero le daré una pista: no vengo de familia de la alta burguesía catalana y empecé a trabajar a los 17 años. La meritocracia también existe en este mundillo.

¿Ser editor es una profesión de moda como lo fueron ser 'disc jockey' o estilista? Esa es una percepción que me sigue asombrando. Mucha gente piensa que esta es una vida rodeada de glamour, fiestas y cócteles, pero en realidad es bastante dura.

Entonces, ¿no se liga con esto? Tajantemente, no.

¿Pasa las noches de los viernes leyendo en casa? (Risas) Pues a veces. Pero los jueves seguro que no, porque siempre hay presentaciones de libros en Barcelona.

De la vida social en Barcelona quería yo hablarle, justamente… En Barcelona somos unos bon vivants, pero llevamos un estilo de vida mucho más relajado que en Madrid.

El mayor éxito de su editorial es un libro sobre odiar Barcelona, ¿el chovinismo es cosa del siglo XX? Sí, es como la heroína. Está muy pasado. Pero le diré una cosa: tras ese éxito amamos de nuevo Barcelona. En los últimos dos años se ha generado un movimiento cultural en la ciudad muy interesante.

¿Después de 'Odio Barcelona' se atreve a pedir una subvención a la Generalitat? No somos muy proclives a pensar que una editorial deba sustentarse en subvenciones o ayudas ministeriales.

Y como editora con cierta repercusión ¿ha generado muchos odios? Me sorprende mucho, pero no.

¿Tiene la bendición de los 'popes' Tusquets, Balcells y Herralde? No sé si la bendición, pero sí una buena relación. Los admiro y respeto, y creo que ellos también me respetan a mí.

Una vez dijo que no editaría a nadie que le cayera como el culo. ¿Si fuera ese el caso de Carlos Ruiz Zafón o Ildefonso Falcones, también les diría que no? (Risas) Les diría que no, aunque me cayesen de maravilla. Imagínese.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 25 de julio de 2010